Fundación Divino Niño entrega ropa y juguetes desde hace 16 años

Francisco Ramón Sánchez es una figura reconocida en el municipio Carlos Arvelo, en Carabobo, ya que fue uno de los primeros alcaldes electos por el pueblo. Y debido a esto hace 16 años decidió crear la Fundación Divino Niño Jesús junto a sus familiares para brindar a niños de la comunidad una oportunidad de sacarles sonrisas.

Fundación Divino Niño

Ahora es noticia: Carabobo: Para celebrar la Navidad ciudadanos tendrían que gastar más de 150 dólares

Alegría a la comunidad de niños en Carlos Arvlo

Sánchez junto con su familia recolecta en el año juguetes y ropa para dar cada 25 de diciembre. La fundación elige una comunidad del municipio dónde darán esa alegría y calor navideño a los niños  que no cuentan con las posibilidades de recibir regalos por Navidad.

El día de los niños consiste en servirles primero un chocolate caliente, pan y galletas. Luego, pueden jugar en el colchón inflable y recrearse un rato compartiendo con los demás niños de la comunidad.

«La celebración se hace el 25 de diciembre, desde muy temprano ya estamos haciéndole chocolate caliente para los niños, junto con pancitos dulces, algunas veces con torta que colaboran con eso y un colchón inflable que permite que ellos se diviertan», declaró.

Después reciben su  juguete y cotillón lleno de dulces que acompaña con un vaso de jugo. Además, la Fundación Divino Niño realiza donaciones a niños especiales con ropa usada que se recolectan durante los meses anteriores.

Fundación Divino Niño todo el año trabajando

Desde enero comienza la colecta de dulces, caramelos y juguetes, sin embargo, en diciembre es cuando comienzan a llegar más donativo. Cada año se van sumando más personas a esta noble causa que genera un impacto positivo en la zona. Además, Sánchez contó que los 27 de diciembre se dirigen a la comunidad de Belén, ubicada en el mismo municipio donde también ayuda con cotillones y algunos juguetes.

Sanchéz destacó que atienden aproximadamente a 400 niños y que el vento suele durar alrededor de dos horas. Realizan censos para tener en números la cantidad de niños pero siempre llegan más.

Aunque algunos años ha sido difícil debido a la inflación, altos costos en juguetes, problemas de salud o demasiados niños para repartir, siempre han cumplido. Dijo que la reacción de los niños a este evento es realemente agradable y lo llena de energía para seguir con la tradición.

«Es lindo ver cómo los niños son felices y siguen creyendo en la navidad, gracias a Dios y al Divino Niño podemos hacer esta labor posible».

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Reylis Quiñones

Corresponsal de Carabobo “Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días". Gabriel García Márquez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver