En comedores en Bolívar hacen maromas para no dejar de atender a los más necesitados

Comedores populares en Puerto Ordaz, estado Bolívar, continúan ayudando a los más necesitados con un plato de alimento en medio de la crisis. Este es el caso de Me Diste de Comer, donde la cantidad de personas que atienden a diario es mucho más que la cantidad de alimentos que tienen para ofrecer. Sin embargo, pese a esto ellos  hace maromas para no dejar de atender a los más necesitados.

Comedores en Bolívar. Foto: Cortesía

¿De qué carece este comedor?

Me Diste de Comer está ubicado en Unare II, Puerto Ordaz. Tiene 20 años brindando alimentos a los más necesitados, pues al comienzo solo atendían a niños en situación precaria pero debido a la cantidad de personas en situación de calle, aislamiento social y la crisis económica, hace dos años tomaron la iniciativa de incluir en sus listas a personas adultas.

Ahora es noticia: Los Ecopanas de Rubio, una iniciativa entre amigos

Sin embargo, para poder subsistir han tenido que repartir menos alimentos, atender a pocas personas y cambiar el menú. Esto pese a que la comida es donada no alcanza para la cantidad de personas que asisten en la mañana y en la tarde.

Este comedor no cuenta con ayuda de una institución pública ni privada, que constantemente pueda realizar donaciones fijas. Por esto deben reinventarse ofreciendo otros platos como asopados de verduras, huesos de res, mortadela con espaguetis y vegetales.

Hace un mes el comedor suspendió las inscripciones debido a que son muchas las personas que requieren ayuda. «Es más la cantidad de gente que viene que la cantidad de comida que nos pueden donar», dijo Carlos Corinalsi, fundador del comedor.

Él contó que necesitan neveras, pintura para pintar la fachada del comedor y cocinas. «En este momento las donaciones han bajado y todo lo que llega es para comprar los alimentos y ahorita no contamos para costear las neveras que se dañan, ni cocinas, ni gasolina para el transporte que se usa para trasladar los alimentos, pues estas cosas materiales también son importantes para que todo funcione en orden», dijo.

Además a falta de gas doméstico deben cocinar los alimentos en cocinas eléctricas, aunque cuentan con el apoyo de gas comunal, la ayuda no es suficiente, ya que una bombona no les alcanza ni para un mes.

¿Por qué las personas dejan de asistir al comedor Me Diste de Comer?

La principal razón por la que las personas dejan de asistir al comedor es porque no tienen para trasladarse al lugar, ya que los que asisten son de zonas lejanas como San Félix, Villa Bahía, Core 8 y además personas que duermen y viven en la calle.

Medidas de bioseguridad en comedores de Bolívar

Debido a la pandemia el comedor adoptó medidas de bioseguridad para evitar contagios de la COVID-19, todas las personas que asistan deben tener tapabocas y mantener un metro de distancia.

En un informe de la la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre Venezuela detalló que casi un tercio de la población venezolana, alrededor de 9,3 millones de personas, enfrenta dificultades de acceso a los alimentos, sufre desnutrición o pasa hambre.  Actualmente el 96 por ciento de la población venezolana es pobre, y el 79 por ciento de ese total se encuentra en extrema pobreza. Según la FAO, la pandemia podría empujar al hambre a más de 80 millones de personas, incluso llegar a  130 millones en el mundo.

Por su parte, los programas de alimentación emitidos por los entes gubernamentales en Bolívar como el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), es deficiente. Además, no es constante en los hogares y debido a esto las personas deben buscar otras alternativas para poder alimentarse.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver