Volver

Alimentando la Esperanza ayuda a las personas en San Cristóbal

Ante las condiciones de dificultad que enfrentan muchas personas en San Cristóbal, un grupo de ciudadanos y sus empresas están llevando a cabo iniciativas para apoyarlas. Unidos en torno a los valores de la empatía y la solidaridad Alimentando la Esperanza ayuda a las personas de San Cristóbal.

Las condiciones de la cuarentena y los grandes desequilibrios macroeconómicos presentes en el país han afectado, en gran medida, a diversos sectores de la población.

Ahora es Noticia: FundaRedes presentó informe ante Misión de la ONU

Grupos humanos enfrentan el dilema de alimentarse cada día en Venezuela. Nuestro país ocupa el lugar número cuatro de crisis alimentaria del mundo, desde el número de personas afectadas, luego de Yemen, república democrática del Congo y Afganistán. Esto, según datos ofrecidos por el informe mundial sobre crisis alimentarias 2020.

Sobre Alimentando la Esperanza

En las difíciles y adversas situaciones de vida que afectan a muchos, un grupo de empresas privadas como Tbone Steak Grill, Ahumados Grill, supermercados Hipergarzon, Master meats y +58 digital, aportan recursos, reciben donaciones y organizan la preparación y distribución de alimentos. 

Un día a la semana entregan lo preparado en el hospital central de San Cristóbal y recientemente en el Puesto de Asistencia Social Integral (Pasi) ubicado en el IUT.

La región recibe a miles de migrantes que regresan en situación de descompensación. Pues, requieren la solidaridad de los habitantes de la ciudad ante las dificultades.

Maria José Chacón, responsable de Alimentando la esperanza ofreció su testimonio a Todos Ahora sobre las actividades que están realizando. “Este es un proyecto que inicio en el mes de abril, tras iniciar la cuarentena provocada por la COVID-19. Somos un grupo de empresas privadas con el objetivo de brindar 500 platos de comida o más, cada fin de semana en aquellos lugares más vulnerables de la ciudad de San Cristóbal”.

¿Qué los motivan a ayudar a personas en condiciones de vulnerabilidad?

Nos motiva ayudar, ver la diferencia que podemos hacer con pequeñas acciones logrando grandes resultados que se transforman en oportunidades para aquellos que más lo necesitan. Siempre llevo la motivación de construir un mejor país y por ende una mejor sociedad. Yo creo que a través de la solidaridad lo podemos lograr.

¿Consideras importante que la sociedad se vincule en actividades de solidaridad a los más necesitados?

Es importante que la sociedad se involucre en este tipo de labores sociales para que juntos podamos ser más y podamos lograr una sociedad llena de valores nutrida en principios y en grandes oportunidades.

¿Cómo sobrellevan las dificultades de la cuarentena para llevarle un plato a quien más lo necesita?

No ha sido sencillo llevar este trabajo tras la cuarentena, pero tampoco ha sido imposible. Con mucho amor y con  mucho esfuerzo lo hemos sabido llevar y hemos obtenido los resultados que hemos deseado. Todos los ingredientes de la sopa corren por nuestra cuenta como empresa privada.

¿Cuál es el valor positivo que obtienen como seres humanos al realizar estas actividades?

El valor positivo que obtenemos nosotros al realizar este tipo de  actividades sociales  es el ser más humanos, el ser más humildes, el ser mucho más sensibles y sentir toda aquella necesidad como si fuera la nuestra. Esto es lo que nos ha hecho pensar y ser mucho más unidos ante todo esto.

¿Crees posible que tengamos un país más solidario? ¿Es la  solidaridad la llave para un mejor país?

No digo que la solidaridad sea la única llave para tener un país ideal ni construir un país perfecto, pero si junto con muchos valores, principios, trabajo y compromiso de nuestra gente lo podemos lograr.

También creo que es muy posible que juntos podamos tener un país mucho más solidario, lleno de oportunidades. Porque muchas personas estamos trabajando por esto y sé que juntos cada día podemos ser muchos más.

Instagram: @alimentandolaesperanzasc

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido