Ainco, una labor social con sentido de ciudadanía y buena fe

Con la finalidad de ser un enlace entre las necesidades de las comunidades y las iniciativas, nace hace cinco años la ONG Ainco, bajo la premisa de ser una organización de acción integradora para las comunidades.

Así lo señaló su director Edgar Raúl Leoni, quien comentó que Ainco surge a raíz de los años de experiencia en materia de labor social que junto a su familia, realizó por años en los sectores de Caricuao, Macarao y La Vega, en Caracas.

Ahora es noticia: Recibar, una iniciativa que ayuda con el reciclaje en Anzoátegui

«Ainco es producto de todo ese aprendizaje obtenido del trabajo en esas parroquias y de cómo a través del contacto con empresas, particulares e individuos, se puede dar cierto apoyo y ayuda a esos sectores», comentó.

Indicó que, como parte de sus actividades, la ONG realiza recolecta de ropa, libros, juguetes y demás insumos en buena calidad, para donar a los hogares de zonas populares del país.

«Nosotros hacemos el contacto en los barrios, hacemos la recolección de los insumos y los distribuimos según las necesidades de la gente de las comunidades, con la buena intención de colaborar», dijo.

Consideró que para desarrollar esta labor social «se requiere de muy poco esfuerzo y mucha voluntad».

Jornadas populares

Al mismo tiempo, Leoni resaltó que cada cierto tiempo, realizan jornadas de atención médica, servicios o asesorías gratuitas que puedan ser útiles a las comunidades. Dentro de estas gestionan servicios de pediatría, odontología, despistaje de tensión, enfermedades venerias, talleres jurídicos, asesoría jurídicas gratuita, servicios veterinarios, cortes de cabellos, entre otros.

«Antes de hacer esas jornadas buscamos un proyecto para que quede algo en la comunidad, ya sea, mejorar una cancha, hacer el desmalezaje en la zona, etc. El fin es que los vecinos rescaten su comunidad», expresó.

Asimismo, enfatizó la importancia que tiene para la ONG integrar a la comunidad en la realización de estas actividades de recuperación de espacios. Esto con el fin de generar sentido de pertenencia y arraigo.

También destacó que en su sede de Mucurita, Caricuao, llevan a cabo talleres donde se promueven temas de empoderamiento, emprendimiento, actividades empresariales y para madres solteras.

«Todas las iniciativas nacen de la misma comunidad. Ellos mismos tienen el recurso humano y nosotros ponemos la infraestructura. Los ubicamos, les conseguimos el sitio, refrigerio, se le da valor a la obra a través de certificados o diplomas de asistencia. Eso motiva mucho a la gente», dijo.

Además, aseguró que a partir del valor ciudadano, se puede incentivar el respeto hacia los demás y el amor propio. Razón por lo que este es el principal ideal que buscan promover.

¿Cuáles son sus alianzas de Ainca?

Comentó que, a lo largo de sus años de trayectoria, han logrado establecer alianzas muy sólidas e importantes que les permiten ampliar su campo de acción. Una de ellas, es con la fundación Prochamos, con quienes señaló, desarrollan talleres para detectar en los jóvenes problemáticas asociadas al bullying, drogas, abandono, etc.

Asimismo, mencionó a aliados como la Alcaldía de Chacao, Net1, la Universidad Católica de Santa Rosa, la Universidad Santa María, la UCV, entre otras.

«Cuando se está comenzando es muy difícil crear alianzas porque no tienes currículum. Sin embargo, cuando se ven tus resultados y disciplina, hay muchas personas que se une a la labor», comentó.

La cuarentena y sus retos

Dada su trayectoria con actividades netamente presenciales, Leoni explicó que el marco de distanciamiento social impuesto por la cuarentena, ha representado un reto para sus actividades. Sin embargo, indicó que están trabajando para seguir trabajando a distancia.

«Durante los primeros meses de cuarentena estuvimos pensando cómo hacer. A propósito del mes del niño, aprovechamos nuestras relaciones con muchos medios de comunicación para hacer una invitación a donar juguetes, libros y ropa, de la mano con algunos centros de recolección como la fundación Río Verde, con el Grupo de Operación y de Rescate Caricuao y la misma sede de Ainco en Caricuao. Ahí instauramos centros de acopio en donde recibimos muchísimas donaciones e hicimos la desinfección de todo. Posteriormente se llevó de una manera muy segura a las comunidades en donde se repartieron. Esta fue Una experiencia muy satisfactoria en la que respetamos las distancia, pero a la vez logramos un cometido», expresó.

Además, mencionó que la ONG se ha planteado la posibilidad de gestionar algunas de sus actividades de forma virtual. A pesar de ello, les preocupa la limitación de muchas de las comunidades a las que impactan, quienes no disponen de los equipos necesarios para aprovechar una formación OnLine.

Una invitación a no quedarse de brazos cruzados

Finalmente, Leoni exhortó a los venezolanos a no quedarse de brazos cruzados ante la crisis con la consciencia de poder ayudar a quienes más lo necesitan.

«Hay que salir a participar y ayudar. La recompensa espiritual que se recibe cuando uno tiende la mano no tiene valor. Los venezolanos debemos motivarnos a ayudar al prójimo», dijo.

A la vez, consideró que uno de los valores más importantes a rescatar en el país es el sentido de ciudadanía y de buena fe.

Invitó a quienes deseen colaborar con esta labor a contactarlo por las redes sociales de la ONG, donde incluso están abiertos a intercambiar opiniones y recibir sugerencias.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver