Volver

Sin Adobe, Venezuela queda excluida de la era tecnológica por razones políticas

Por Karelbys Meneses |El Nacional

Los expertos sugieren que la decisión de Adobe induce a caer en la piratería / Foto: einatec.com

La orden de prohibir que empresas de Estados Unidos realicen transacciones comerciales con Venezuela continúa produciendo efectos. La resolución ejecutiva emanada de la oficina de Donald Trump, que hasta hace pocos días era acatada solo por compañías que financiaban la deuda venezolana, consiguió receptividad en Adobe, empresa de software estadounidense utilizada en todo el mundo para editar videos, imágenes y páginas web.

SERVICIO DE TRANSFERWISE PARA VENEZUELA SE VE AFECTADO POR SANCIONES

Con la creciente escalada de sanciones del gobierno norteamericano contra empresas y altos funcionarios del régimen venezolano, muchos suscriptores de la marca de diseño se  preguntan qué harán después del 28 de octubre, fecha en que se vence el plazo para que los usuarios del país puedan descargar cualquier contenido que tengan almacenado en su nube.

Hay otra pregunta pertinente: qué otras empresas del mundo tecnológico están afectando –o puede llegar a afectar– esta disputa.

La compañía Adobe es propietaria de 42 programas de diseño, entre ellos Photoshop, una aplicación de edición de páginas web, y líder mundial en el mercado de los programas de edición de imágenes, de los más usados en Venezuela.

La firma también ofrece editor de gráficos vectoriales y convertidor de documentos a formatos PDF a través de Ilustrator y Acrobat.

Programas como Photoshop o Illustrator, por ejemplo, son herramientas esenciales en el ejercicio de los diseñadores gráficos o InDesing para el diseño.

De allí que la decisión tomada por la marca ha sido cuestionada por los profesionales que se encargan de proyectar comunicaciones visuales, que no dejan de preguntarse cómo afecta esta decisión al régimen de Nicolás Maduro.

Behance, PDF y programas alternativos

Las quejas de los usuarios en las redes sociales, luego del anuncio, fueron masivas, en especial por la poca información que emitió la empresa. El comunicado solo señala que la medida se debe al cumplimiento de la ordenanza de Estados Unidos.

Además, carece de alternativas para los venezolanos que se encuentran en otros países. Fue el caso de Verónica Alvarado, una ilustradora y dibujante de cómics que ya no vive en Venezuela. Pero que igualmente recibió el correo en el que le informan el cese del servicio.

La joven pensó que con solo escribirle a Adobe y solicitar el cambio del país donde reside, en los ajustes de la aplicación, podría seguir disfrutando del servicio. No fue así.

Adobe anunció que dejará de prestar servicios para Venezuela

Alvarado explicó que no quería perder su cuenta a pesar de que no tiene ninguna suscripción y usaba Behance, una red de páginas y servicios especializada en la autopromoción, que incluye consultoría y sitios de portafolio en línea. Pero Adobe, en las diversas respuestas a su solicitud, le dijo que no podía ofrecerle asistencia.

Horas después, la empresa publicó un tuit en el que informó que luego de anunciar la suspensión de los servicios de forma general, reconsideró excluir los de Behance de las limitaciones.

Giampiero Posa, especialista en estrategias comunicacionales y asesor tecnológico y gráfico comunicacional, director de Posa Studio Creativo –único centro de formación en Venezuela avalado internacionalmente por Adobe–, aseguró que representantes de la empresa estadounidense les informaron que sus servicios de certificación seguirán en funcionamiento hasta 2020, año en que se cumple la renovación del certificado de su contrato anual.

“Behance seguirá activo en todo el país, así como sus servicios de almacenamiento en la nube. Todas las demás restricciones anunciadas anteriormente con respecto a la comercialización o actualización de los programas multimedia siguen suspendidos”, dijo.

El especialista indicó que la decisión que tomó la empresa de diseño respecto a Venezuela no depende de ella; a su juicio, la marca solo está suscribiendo un decreto gubernamental.

Sin embargo, expresó su satisfacción con la reconsideración por parte de Adobe de mantener activas las certificaciones.

Comunicó que Posa Studios seguirá brindando sus servicios de forma habitual apoyándose en aplicaciones legales que ya han venido usando. Esto implica sus excepciones con los productos gratuitos.

Reconsideración y flexibilización

El experto aseguró que es optimista con respecto a la reconsideración y flexibilización de las medidas por parte de Adobe. Recomendó mantener la calma y esperar los anuncios de la empresa en los días previos al 28 de octubre, “período de gracia” que dio a los clientes para descargar sus productos.

“Yo considero que habrá una flexibilización. Pienso que Adobe entiende la realidad que vivimos en el país para ofrecer alternativas que permitan seguir usando las aplicaciones”.

Advirtió sobre el riesgo de que otras empresas de tecnología sigan los pasos de Adobe en respuesta a la medida del gobierno de Trump y teme en que esto repercuta en un retroceso tecnológico mayor en Venezuela.

Por su parte, Frank Monroy, especialista en comunicaciones informáticas, asegura que lo más peligroso de todo es que esta situación representa «la punta del iceberg».

«Que Adobe tome una decisión así representa que otros gigantes de la industria como Apple, Google, Amazon Web Services puedan seguir sus pasos. Eso significaría quedar sin servicio en la nube o, aun peor, si empresas de servicio financiero como Paypal toma medidas similares caeríamos en un oscurantismo digital, en el siglo XIX», dijo.

Para Monroy los efectos de este escenario afectan a todos los venezolanos. Las consecuencias recaen tanto sobre organismos estatales como en los particulares.

¿Qué sucede con la medida y el funcionamiento de PDF?

En relación con las interrogantes sobre el funcionamiento de PDF, Monrroy explicó que, aun cuando el esquema es de Adobe, este está concebido en un formato tipo Iso, lo que permite que pueda usarse y generarse desde varias plataformas.

«Adobe tiene el Acrobat Rider que es para leer PDF, y el Acrobat Destiller, que es para crear PDF. Actualmente se puede crear un PDF con muchas aplicaciones sin necesidad de usar ninguna de Adobe», señaló el especialista en comunicaciones informáticas.

¿Hay programas alternativos?

El experto asegura que tanto Mac como Windows ofrecen programas alternativos que pueden servir para sustituir los servicios de los de Adobe. Sin embargo, esto representaría una especie de imitación porque solo tienen funciones similares a las de Adobe. Además, podrían empeorar los índices de piratería.

«La dificultad está en que el original siempre va a ser mejor, añadido el hecho de que ya estamos acostumbrados al manejo de los comandos», explicó.

«Lo otro que podría pasar es que Adobe nos esté mandando directo a la piratería. Pareciera que todos tendríamos que usar un software hackeado, lo que tiene sus riesgos, como por ejemplo infecciones en los equipos. Estas son las circunstancias de vivir en un país sin ley», dijo.

¿Es legal esta medida de Adobe sobre los venezolanos?

Monroy califica como excesivo el cese del servicio de Adobe en Venezuela, además de considerarlo como un ultracumplimiento de la orden de Trump. Aunque sabe que la medida es legal, cree que podría ser demandable en Estados Unidos.

«Si un grupo de usuarios se uniera y argumentara que sus cuentas Adobe ID se abrieron mientras vivían en Venezuela y hoy viven, por ejemplo, en Estados Unidos, y se vieran afectados con la medida, podrían interponer una demanda en contra de la empresa a ver qué pasa. Sin embargo, el problema es que en Venezuela no hay un grupo de usuarios organizado que tenga el músculo para hacer eso», afirmó.

Las ONG venezolanas toman posición

Luis Carlos Díaz, periodista y presidente de Internet Society Venezuela, junto con otras 26 organizaciones nacionales e internacionales, envió una carta a Adobe y otras compañías tecnológicas solicitando que flexibilicen las medidas hacia Venezuela.

El escrito resalta la preocupación de las ONG con respecto a la vulnerabilidad de los venezolanos que requieren de estas herramientas tecnológicas para trabajar.

Destacan que con la suspensión de esos servicios  “millones de venezolanos corren el riesgo de perder su capacidad para trabajar, comunicarse, estudiar, obtener noticias independientes y expresarse libremente”.

“Esperamos que las empresas de tecnología entiendan la importancia que tiene el acceso a sus servicios digitales y lo mantengan disponible para los venezolanos”, dijo en la carta Andrés Uzpúrua, vicepresidente de ISOC Venezuela y director de VE sin Filtro.

El escrito agrega que las restricciones de Adobe a los ciudadanos solo contribuirán a agravar la crisis económica que atraviesa el país –dada la pérdida de trabajo de quienes requieren de estas herramientas– y afectarán el ámbito comunicacional, contribuyendo a la censura.

Publicar un Comentario