sábado, diciembre 7

Reaccionó el gigante: E.E.U.U. responde a fraude con sanciones.

sanciones

El 20 de mayo ocurrió en Venezuela una farsa, un fraude, esa es la posición del país más influyente del continente americano. En las figuras de su presidente, vicepresidente y secretario de Estado, Estados Unidos en menos de 24 horas, el día 21 de mayo respondió al régimen y sus “elecciones” en las cuales resultó reelecto Nicolás Maduro de manera ilegítima, y lo hizo con sanciones económicas que buscan presionar para que se convoque una verdadera consulta democrática.

Donald Trump, presidente norteamericano, luego de firmar la orden ejecutiva con la que busca limitar el acceso de dinero para el régimen venezolano, declaró que la intención es impedir que Nicolás Maduro en su ambición de conseguir recursos para seguir financiando su estadía en el poder, liquide en condiciones desfavorables para los intereses de los venezolanos, acciones en empresas del Estado tanto en suelo estadounidense como venezolano. Demostrando el patrón recurrente, de venta de activos de PDVSA y de la nación a cambio de sobornos y en condiciones desesperadas ante la crisis económica que atraviesa el país, responsabilidad de la cúpula chavista.

El vicepresidente Mike Pence, publicó vía Twitter que “Estados Unidos se levanta en contra de la dictadura y a favor del pueblo venezolano que pide elecciones justas y libres” además de que “Vendrás más (decisiones fuertes) hacia Venezuela. EEUU no se quedará pasivo mientras Venezuela se derrumba”

Por su parte, Mike Pompeo, secretario de Estado, calificó de “ataque al orden constitucional y una afrenta a la tradición democrática de Venezuela” las votaciones del 20 de mayo, y agregó que mientras no se celebren elecciones libres, el régimen seguirá “enfrentando el aislamiento de la comunidad internacional”. En el mismo comunicado decidió enumerar las razones por las cuales las elecciones fueron ilegítimas y subrayó que Estados Unidos seguirá presionando para el restablecimiento de la democracia en el sufrido país.

Específicamente, las primeras sanciones post electorales aplicadas por la administración Trump fueron: “Están prohibidas todas las transacciones relacionadas con, provisión de, financiación para, y otras relaciones en lo siguiente por ciudadanos estadounidenses o dentro de los Estados Unidos para la compra de cualquier deuda con el gobierno de Venezuela, incluidas las cuentas por cobrar; cualquier deuda con el Gobierno de Venezuela que se comprometa como garantía después de la fecha de vigencia de esta orden”.

También se realizó la advertencia a China y Rusia de que cualquier préstamo a Venezuela que no sea reconocido por la Asamblea Nacional, no será validado por el sistema financiero de Estados Unidos.

Por ahora, no se prohibió la comercialización de petróleo venezolano en el mercado estadounidense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido