domingo, noviembre 17

Concluyó la Cumbre De Las Américas con pronunciamiento del Grupo De Lima sobre Venezuela

El día sábado 14 de abril concluyó la VIII Cumbre de Las Américas, su tema central fue la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” y las noticias fueron abundantes, la más evidente fue la pérdida de terreno del modelo “Bolivariano” en el continente, así como también que luego de varias cumbres sin acuerdo final, esta anunció “El compromiso de Lima”, una propuesta de 7 capítulos con un total de 57 soluciones para el problema de la corrupción y sus derivados.

En la actualidad, en Venezuela parece inverosímil la aplicación de estas medidas anti corrupción mientras no salga el actual régimen del poder, inclusive se citó a la nación como ejemplo de lo que sucede cuando un en un país campea la corrupción, la falta de institucionalidad y el autoritarismo. Venezuela acaparó intervenciones para tratar su crisis, inclusive en las calles de Lima se presentaron manifestaciones tanto a favor como en contra de Nicolás Maduro, siendo la que demostraba el descontento con el personaje, mucho más multitudinaria.

Otro documento importante que se publicó desde la cumbre, fue la “Declaración sobre Venezuela”  firmada por los Jefes de Estado y de Gobierno de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Santa Lucía y Perú, además del Vicepresidente de los Estados Unidos; ante la persistente situación de quiebre del orden constitucional en Venezuela.

Dicho documento enumera las siguientes necesidades: 1. Que el gobierno venezolano lleve a cabo elecciones presidenciales con las garantías necesarias para un proceso libre, 2. Expresar su determinación de seguir impulsando, especialmente en el ámbito de la OEA, acciones e iniciativas que contribuyan a la restauración de la institucionalidad democrática, el respeto de los derechos humanos, y la plena vigencia del Estado de derecho, 3. Refrendar su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela, 4. Exhortar a los organismos especializados, agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas y de la OEA a implementar de manera inmediata un programa de asistencia humanitaria, 5. Expresar su profunda preocupación por el creciente éxodo de ciudadanos venezolanos que se han visto obligados a abandonar su país como producto de la crisis, 6. Exhortar a los miembros de la comunidad internacional para que apoyen los esfuerzos y decisiones de los países de la región a fin de contribuir al restablecimiento de la democracia en Venezuela y 7. Subrayar la importancia de que la comunidad internacional apoye la recuperación económica de Venezuela, una vez restaurado el orden democrático y constitucional.

La “Declaración sobre Venezuela” incluye propuestas sólidas luego de que en sus intervenciones los presidentes de Argentina, Chile, México, Colombia, entre otros hayan anunciado que no reconocerán los resultados de las elecciones del 20 de mayo en Venezuela.

Por su parte, ante la ausencia de Donald Trump, Nicolás Maduro y Raúl Castro, no se esperaban fuertes confrontaciones en las intervenciones de los mandatarios, sin embargo el vicepresidente Michael Pence y el canciller cubano Bruno Rodríguez se encargaron de mantener la disputa ideológica en sus extremos, al declarar el primero “La mayor corrupción se da cuando la gente pierde su voz a manos de los dictadores. Mientras hablamos, un régimen comunista oprime a su pueblo en Cuba con Castro  (…) Cuba exportó su ideología fallida, ayudando a la dictadura corrupta de Venezuela.” y como respuesta el antillano precisó “No es nada democrático atacar a Venezuela cuando no está aquí para responderle. EE UU no es una referencia moral para América Latina.” En el continente sigue viva la disputa entre el capitalismo y el socialismo, sin embargo el ejemplo venezolano le ha restado fuerza al modelo «de la desaparición de las desigualdades»

A modo de conclusión no caben dudas de que Venezuela en la actualidad es un problema para el continente, sus ciudadanos que huyen desesperadamente, llegan buscando ayuda a todos sus países y dentro de sus fronteras no se visualiza un camino político claro, por lo que la presión de los países no va solo a los cabecillas del régimen, sino también a los políticos opositores, tanto en el exilio como los diputados que hacen vida en el país y que hicieron presencia en la Cumbre. Participar en un proceso electoral que a todas luces no es legítimo o llamar a la abstención, sin un plan de acción para presionar por elecciones libres, son las opciones actualmente, se debe construir una tercera capaz de aglutinar el enorme descontento de los venezolanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido