“Salud y Bienestar”: un ODS que Venezuela está muy lejos de alcanzar

El compromiso adoptado por los países miembros de la Organización de Naciones Unidas en el año 2015 para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030, a lo cual llamamos los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), se encuentra cada vez más lejos. En especial en los países en desarrollo como los latinoamericanos. Los ODS sustituyen a lo que fueron, en el año 2000, los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Este es un compromiso de parte de todos los Estados que forman parte de la ONU y que deben reportar cómo los están incluyendo en sus agendas gubernamentales para alcanzarlos. Sin embargo, este año ha sido un giro total para las metas planteadas por la comunidad internacional, especialmente en este aspecto. Pues, con una pandemia tan grave como la de la COVID-19, las naciones desarrolladas y en desarrollo sufrieron una crisis económica sin precedentes que ha generado que esta tarea sea mucho más difícil.

Ahora es noticia: Solicitaron a Guaidó decretar el 19 de octubre como Día Nacional del Cáncer de Mama

Situación con los ODS

Ante la aparición del coronavirus, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS, ha dicho que solo unos «pocos países» van a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con la salud, según relató el portal web Elboletin.com. Esto, es algo sumamente sensato luego que este virus haya devastado el comercio de muchos países. Además que hizo que la prioridad sea atenderlo en vez de enfocarse en otros objetivos a los que ya tenían destinados recursos y esfuerzos. Los cuales debieron colocar en pausa debido a esto.

Mientras que por su lado Diana Alarcón, economista principal del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, establece que la recuperación económica no es suficiente para alcanzar los ODS, según ONU noticias en su sitio web, esto también es muy acertado. Todo, teniendo en cuenta que la voluntad política y adecuación a las necesidades de cada realidad en cada territorio es clave para esto.

¿Venezuela es capaz de cumplir con el ODS número 2?

El ODS número dos tiene por título “Salud y Bienestar”. Tiene como objetivo “garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Además, tiene entre sus metas aumentar sustancialmente la financiación de la salud y la contratación, el desarrollo, la capacitación y la retención del personal sanitario en los países en desarrollo, especialmente en los países menos adelantados. Por su parte, en los pequeños Estados insulares en desarrollo, busca reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos, poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años, logrando que todos los países intenten reducir la mortalidad neonatal, etc. En la actualidad, llegar a esto es casi imposible. Más en un contexto pandémico en el que tenemos la tasa más alta de personal de salud fallecido por COVID-19.

Examen ONU Venezuela en su sitio web oficial, mostró denuncias de la organización Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins. En las mismas declaran que “hallaron condiciones insalubres y de hacinamiento en los centros donde se obliga a los retornados a cumplir cuarentena. Así como escaso acceso a alimentos, agua o atención médica. Algunos retornados que protestaron por dichas condiciones fueron amenazados con ser detenidos. Además, a muchos retornados se les exigió permanecer en centros de cuarentena durante varias semanas adicionales a los 14 días recomendados por la Organización Mundial de la Salud. La razón se trató de demoras en las pruebas de diagnóstico de COVID-19 y a un protocolo de testeo innecesariamente complejo”. Además que manifestaron que el personal de salud aún se encuentra con restricciones de movilidad por falta de combustible y ausencia de salvoconductos.

Otros datos

Adicionalmente, según El Nacional, reportando a Monitor Salud Venezuela, 83,56% de los centros de salud no disponen de agua. También, se reutilizan los tapabocas y no disponen de desinfectantes y cloro para los hospitales. Por lo cual, bajo esta Emergencia Humanitaria Compleja, es sumamente improbable que Venezuela pueda alcanzar este Objetivo del Desarrollo Sostenible (ODS). Menos en medio de una pandemia y con una crisis política sumamente grave.

Así pues, es el momento de las élites y de los organismos internacionales para actuar en esta materia. Pues, esta realidad no podrá transformarse si no se soluciona la situación política actual. Un punto clave es la ayuda humanitaria enviada por la OPS, ya que esta debe ser un poco más severa en las condiciones para asistir técnicamente a Venezuela y debe exigir condiciones para el personal que labora en el área de salud y la inversión en los centros asistenciales. De lo contrario, estaremos más atrasados y para el 2030 no se verán lejos los ODS, sino imposibles.

Volver