Los mejores deportistas venezolanos de la historia (II)

Proezas como las de “Morochito” Rodríguez o Luis Aparicio dieron pie a que muchos otros quisieran seguir sus pasos y cada vez más beisbolistas y boxeadores comenzaban a destacar en el ámbito internacional. Por otro lado, en los años 70 el deporte venezolano continuaba su avance hacia el profesionalismo. Los circuitos rentados que existían con anterioridad fueron ampliando sus horizontes, mientras que otros deportes como el baloncesto crearon sus propias ligas.

Mejores deportistas venezolanos en la historia. Foto: Composición Todos Ahora

Todo este crecimiento llevó a que no sólo en los diamantes o cuadriláteros, sino en los tabloncillos, hipódromos, centros acuáticos y hasta en los circuitos de carreras alrededor del mundo, se empezara a escuchar ese nombre tan hermoso: Venezuela. El día de hoy continuaremos nuestro viaje en el tiempo para reconocer a los deportistas criollos más destacados de cada década, específicamente en los 70 y 80. 

Te puede interesar: Los mejores deportistas venezolanos de la historia (I) 

Antes de proseguir, les recordamos los criterios que utilizamos para armar esta lista:

  1. En el listado de cada decenio habrá a lo sumo dos integrantes por disciplina.
  2. Hay deportistas con carreras muy longevas, por lo que destacaron en más de una década. Estos casos serán incluidos en la lista de acuerdo con sus años más importantes.
  3. Las listas no tienen ningún orden particular dado que el espíritu es resaltar que todos sus miembros son igualmente importantes para el crecimiento del deporte venezolano.

Ahora, sin más preámbulos ¡Retomemos nuestro viaje!

Los 70

David Concepción – Béisbol: Haber sido nombrado capitán de un equipo con tantas luminarias como Johnny Bench, Joe Morgan, Pete Rose o Tany Pérez, habla de la grandeza del aragüeño. Formó parte de la “Gran Maquinaria Roja” de Cincinatti, uno de los conjuntos más recordados de la historia de las Grandes Ligas, ganando dos Series Mundiales (1975 y 1976). También asistió a nueve Juegos de Estrellas, ganó cinco Guantes de Oro y fue pionero al utilizar el hasta el momento tan esquivo número 13. En Venezuela fue múltiple campeón con sus amados Tigres de Aragua.

Víctor Davalillo – Béisbol: Elegir al segundo representante del beisbol de los años 70 no fue tarea fácil. Nombres como los de César Tovar o Jesús Marcano Trillo destacan con luz propia, pero no podíamos dejar fuera al rey del hit de Venezuela. Hombre récord en la LVBP, en sus casi 30 años de carrera con Leones del Caracas y Tigres de Aragua dio 1505 imparables, cifra que cada vez luce menos factible que sea alcanzada. En Grandes Ligas se destacó por su versatilidad, que lo llevó a pasar por varios equipos, ganar un Guante de Oro, dos Series Mundiales y asistir a un Juego de Estrellas.

Luis Mendoza – Fútbol: Antes de que existieran los Rivas, Arango, Rondón o Soteldo, “Mendocita” era el gran referente del balompié nacional. Debutó con apenas 15 años en Primera División, siendo el más joven en nuestra liga. Poco después también llegó a la Selección Nacional, participando en dos Eliminatorias Mundialistas y tres Copas América. Anotó 12 goles con la Vinotinto a lo largo de 55 partidos. A nivel de clubes destacó con equipos como Deportivo Italia, Galicia y Estudiantes de Mérida. Jugador de una técnica envidiable que incluso formó parte de la Selección del “Resto de América” en 1977, disputando un cotejo con el mismísimo Real Madrid.

Gustavo Ávila y Cañonero – Hipismo: “El Monstruo” tuvo una carrera bastante longeva, con más de 30 años y ya para los años 60 no sólo era múltiple campeón nacional, sino también había destacado en diversas latitudes, incluso ganando un Clásico Internacional del Caribe. Sin embargo, su gran éxito internacional fue sin duda haciendo llave con el recordado Cañonero II, ganando en 1971 ante la sorpresa de muchos, el Kentucky Derby y el Preakness Stakes, las dos primeras citas de la triple corona estadounidense. Sin duda el mayor logro del hipismo criollo a nivel internacional.

Betulio González – Boxeo: “¡Pega Betulio, pega Betulio… Cayó Betulio!” es un relato producto de la tergiversación del original, pero que está arraigado en la cultura venezolana. Es como la versión criolla del “Down goes Frazier”. Sin embargo, la leyenda del zuliano es mucho más que eso. Fue triple campeón de la división mosca entre 1971 y 1979, con un récord de 76 victorias (52 nocáuts), 12 derrotas y 4 empates, era un peleador versátil y fajador, que, al contrario de muchos pugilistas, fue un ejemplo no sólo por ser bueno en su disciplina, sino por mantenerse alejado de los vicios.

Pedro Gamarro – Boxeo: Otro pugilista, otro zuliano, pero esta vez en el ámbito amateur. “El tren de Machiques” es más conocido por lograr la Medalla de Plata en la categoría welter en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976. En esa cita dejó en el camino a grandes favoritos, incluyendo al campeón anterior, el cubano Emilio Correa. En la final se enfrentó al alemán Jochen Bachfeld, a quien los jueces favorecieron con una decisión polémica, que llevó a que el público abucheara y lanzara objetos. Gamarro escaló poco después al segundo escalón del podio con el orgullo de llevar “Venezuela” en el pecho y la ovación de los presentes, reconociéndolo como un gran campeón.

Elsa Antúnez – Atletismo: Apodada “La Gacela”, se destacó en distintas disciplinas, obteniendo los récords nacionales juveniles en 100 metros planos y salto alto en 1967. En 1970 logró imponer marcas en los Juegos Bolivarianos en 100 y 200 metros y también en la categoría reina de la velocidad en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1978 en México. Ese mismo año también participó en el Campeonato Nacional Universitario, en los que detuvo el cronómetro en 11,06 segundos en los 100 lisos, registro que aún se mantiene vigente a la fecha.

Johnny Cecotto – Motociclismo: El caraqueño obtuvo sus primeros logros a principios de la década, siendo bicampeón nacional, luego compitió en las 200 Millas de Daytona en 1975, carrera en la que remontó desde el último lugar hasta el tercero, superando a una leyenda como Giacomo Agostini, a quien también derrotó al año siguiente en el Campeonato Mundial de 350cc con apenas 19 años, lo que lo convirtió en el piloto más joven en lograrlo. Luego hizo incursión en el automovilismo, llegando a la Fórmula 1, logrando el primer punto en la categoría para un criollo y entre otras cosas, compartió equipo con un novato que decían que pintaba para grandes cosas, un tal Ayrton Senna.

Menciones honoríficas: César Tovar – Beisbol, Jesús Marcano Trillo – Beisbol, Richard Páez – Fútbol, Antonio Gómez – Boxeo, María Victoria y María Esperanza Carrasco – Ski Acuático.

Los mejores deportistas de los 80

Antonio Armas – Beisbol: Venezuela era tierra de campocortos y outfielders conocidos por su contacto, velocidad y buena defensa, hasta la llegada del “Slugger de Puerto Píritu”. Figura eterna de los Leones del Caracas, destacó en Grandes Ligas principalmente con Atléticos de Oakland y Medias Rojas de Boston. Asistió a dos Juegos de Estrellas, salió cuarto en la votación a Jugador Más valioso de la Liga Americana en 1981 y fue Bate de Plata en 1984. En ambos años fue líder jonronero, siendo el primer criollo en lograr esta hazaña. Sus números pudieron ser incluso mejores, pero lamentablemente las lesiones lo acompañaron a lo largo de su carrera.

Carlos Maldonado – Fútbol: Nacido en Uruguay, pero con corazón venezolano. Su nombre está ligado enormemente con el Deportivo Táchira, equipo con el que participó en varias ediciones de la Copa Libertadores e hizo llave con Daniel Francovig, Pedro Febles y Laureano Jaimes, entre otros. Fue protagonista de la recordada victoria ante Independiente de Avellaneda en 1987. Con la Selección Nacional en 1989 fue el primer jugador en anotarle un gol a su similar de Brasil. También fue de los primeros criollos en hacer vida fuera de nuestras fronteras, con experiencias en Argentina, Colombia y principalmente en Brasil con Fluminense. Actualmente es un destacado entrenador.

Rafael Vidal – Natación: Dentro de los relatos más emocionantes del deporte venezolano que se pueden encontrar en las redes sociales, se encuentra aquel de Gonzalo López Silvero en la que un caraqueño se cuela entre los más grandes y logra la Medalla de Bronce en los 200 metros estilo mariposa en las Olimpiadas de Los Ángeles 1984. Aquella final fue de las más cerradas de aquellos juegos, con una diferencia de menos de medio segundo en los tres primeros lugares. Hasta el momento es la única presea olímpica de la natación venezolana. Vidal posteriormente fue un destacado comentarista deportivo, que lamentablemente en 2005 perdió la vida en un trágico accidente automovilístico. Ha sido inspiración para muchos y prueba de ello es que su nombre se encuentra en varios recintos deportivos en todo el territorio nacional.

Elizabeth Popper – Tenis de mesa: Con un palmarés amplio, que incluyen medallas en Juegos Centroamericanos y del Caribe (donde es junto con la cubana Maricel Rodríguez la única en ganar la medalla de oro en más de una ocasión), Panamericanos, Bolivarianos y Sudamericanos, la caraqueña fue la primera mujer encargada de portar del tricolor patrio en unos Juegos Olímpicos. Lo hizo en Seúl 1988, donde su disciplina hizo su debut oficial en la magna cita. Actualmente el gimnasio de tenis de mesa ubicado en Caracas lleva su nombre, en conjunto con Francisco López.

Nicolás Pereira – Tenis: Al igual que Carlitos Maldonado, Pereira nació en Uruguay y llegó a muy corta edad a nuestro país. Desde los 6 años comenzó a destacar en el tenis y a los 12 emigró a los Estados Unidos, con miras a hacer carrera en este deporte. Su hito más importante fue obtener el No. 1 del ranking juvenil en 1988. En ese mismo año ganó Wimbledon, Roland Garros y US Open. Ya como profesional representó a Venezuela en varias ediciones de la Copa Davis y en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. También derrotó a rivales de la talla de Stefan Edberg y Boris Becker.

Carlos Lavado – Motociclismo: Los logros de Johnny Cecotto en los años 70 hacían presagiar que en los 80 continuaría el auge del motociclismo, donde incluso se disputó el Gran Premio de Venezuela durante algunos años. Así llegó el caraqueño a disputar la alta competencia, debutando precisamente en nuestro país en 1978. Fue campeón mundial en los 250cc en dos oportunidades (1983 y 1986) y terminó tercero en 1984 y 1985. Esto lo hace ser junto a Cecotto los dos únicos criollos en lograr esta distinción.

Bernardo Piñango – Boxeo: El caraqueño fue el primer venezolano en haber sido medallista olímpico y luego campeón mundial de boxeo. Logró la presea plateada en la categoría gallo en los juegos de Moscú 1980, perdiendo la final ante el cubano Juan Bautista Hernández. En esa pelea Piñango tenía 10 puntos de sutura y una lesión en una mano. Esta medalla fue la única de la delegación criolla en esa cita. Luego como profesional, obtuvo en 1986 el título gallo de la AMB y en 1988 el cetro supergallo de la misma asociación y se retiró en 1990 con un récord de 23 victorias (15 nocáuts), 5 derrotas y 3 empates.

Menciones honoríficas: Marcelino Bolívar – Boxeo, Omar Catarí – Boxeo, Baudilio Díaz – Beisbol, Urbano Lugo – Beisbol, Luis Leal – Beisbol, Laureano Jaimes – Fútbol, Pedro Acosta – Fútbol, Ana María Carrasco – Ski Acuático.

Y así finalizamos esta segunda entrega de esta serie. La próxima semana estaremos recordando a las grandes figuras criollas de los años 90.

Por: Miguel de los Ríos 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver