Latinoamérica gira hacia la izquierda

Debido a los acontecimientos políticos recientes en el continente, apréciese que Latinoamérica gira hacia la izquierda. Una realidad que da cuenta de cómo la región en las últimas décadas, tiene la tendencia de manejarse pendularmente entre los Gobiernos de derecha e izquierda. Siendo este un movimiento que no suele mantener las normas mínimas del progreso y el desarrollo; y se existe como un constante rechazo al Gobierno de turno, lo que hace surgir a su opuesto.

Sin contar las excepciones, que dentro del continente no son muestras de democracia, sea este nuestro caso; donde ni las intenciones, voluntad y esfuerzos han sido suficientes para salir del proceso de izquierda que ejerce con autoritarismo en Venezuela.

Te puede interesar: Protestas en Santiago de Chile: registraron incendios a dos iglesias y saqueos

Bolivia y Chile son ejemplo

Así pues, este mes el continente suramericano ha sido testigo de cómo la balanza se inclina a la izquierda; en Bolivia el ciudadano Luis Arce, exministro de Economía de Evo Morales y candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) logró el 52,4% de los votos frente al 31,5% de su contendiente más cercano.

Un resultado que ha dejado grandes dudas y desconciertos, pues hace solo casi un año, se dio la amarga victoria electoral de Evo Morales. Que acabaría con su renuncia 21 días después en medio de acusaciones de fraude.

Por su parte en Chile, las fuerzas políticas y sociales de izquierda que han estado relegadas como minoría dentro del sistema político en las últimas décadas; comienzan a tener mayor auge, apoyo e incidencia en la realidad nacional.  Más precisamente con las manifestaciones del 2019 en el conocido “estallido social” y este año con las protestas del mes de octubre.  

En estas manfestaciones, la población joven es protagonista y uno de sus actos más visibles es la destrucción física de los espacios públicos y el vandalismo. En este país la lucha ciudadana y política que busca obtener mayores derechos sociales, justificados y necesarios hasta determinado punto; parece haberse desvirtuado por la asociación que se hace culturalmente desde la izquierda del Estado como una hegemón opresor; que se estructura en todo aquello físico que representa riqueza e institucionalidad, como los comercios e iglesias, que ahora son destruidos.

Latinoamérica gira a la izquierda, y esta va ganado la batalla cultural

Por desgracia, de forma práctica la izquierda está ganando la batalla cultural en Chile y en otros países del continente. Vendiendo satisfactoriamente para el consumo, la idea de un sistema neoliberal enemigo de lo social; la instalación de la agenda progresista que supone anclar al debate ciudadano y político, temas como el aborto, la marihuana medicinal, el matrimonio igualitario, la igualdad de género, entre otros. Donde estos criterios se convierten en un sesgo para abordar cualquier realidad.

Y como sucede desde hace algunas décadas impregnar con su lenguaje e ideas incluso a la derecha, quienes se suman a la narrativa de la izquierda, y no se distinguen. Por lo que a veces, ya no puede hablarse de que existe una verdadera derecha en algunos países del continente; sino que la mayoría de los partidos pareciere ser de centro-izquierda.

Vuelve así Latinoamérica a girar el volante hacia la izquierda, y lo hace como siempre por su determinación ideológica más que racional. Con lo cual se demuestra la fragilidad de la democracia en general, que lejos de darse por sentada con los logros a veces alcanzados; pareciese tener mil obstáculos aun que superar.

Volver