Volver
Justicia internacional. Foto: Cortesía
Compártelo:

Justicia internacional incrementa la presión sobre el régimen

Los derechos humanos representan una conquista del sistema internacional de justicia sobre las pretensiones de quienes, históricamente han intentado socavar la dignidad y el desarrollo justo de las potencialidades del hombre. Sin temor a exagerar, se puede afirmar que la sociedad mundial ha intentado ser más justa y equilibrada desde que se configuró un marco legal internacional para la protección de los DDHH. Referirse, hoy en día, a los derechos fundamentales de los hombres y su protección dentro del sistema político venezolano es complejo, pues existen múltiples denuncias sobre el desempeño deficiente de las instituciones del Estado respecto a la garantía y amparo de los derechos señalados.

Ahora es noticia: La UE como actor clave para Venezuela

 Han sido diversos los actores que han intentado visibilizar ante la comunidad internacional la afectación a los DDHH dentro del sistema político venezolano; desde ONG, sindicatos, partidos políticos, líderes sociales, como también, organizaciones internacionales y jefes de Estado; todos han coincidido en la vulnerabilidad de los venezolanos ante el uso excesivo de las fuerzas de represión. El miércoles 16 de septiembre, la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos de la ONU público un informe en donde denuncia de manera detallada y categórica la afectación a los DDHH en Venezuela.

Justicia internacional

El informe marca un hito en la lucha de los venezolanos y la sociedad mundial por la protección de los Derechos Humanos en Venezuela, el impacto del mencionado informé fue sustancial debido a que, es la primera vez que una instancia reconocida por tantos países (ONU) denuncia y detalla minuciosamente la transgresión sistemática a los DDHH en Venezuela, igualmente, describe la cadena de mando de estas acciones, es decir, muestra los nombres de los responsables directos. Por último, y no menos importante, exhorta a la comunidad internacional a tener un rol más activo y enérgico en la protección de los Derechos Humanos afectados por el régimen.

No es menos importante, el hecho de que el informé se dé en un contexto de intensificación de la presión internacional hacia el régimen, primeramente, el Covid-19 y su impacto en Venezuela, han sido utilizados para señalar la vulnerabilidad del precario sistema de salud venezolano incapaz de enfrentar una pandemia de esa magnitud, ello producto de años de desinversión y de descuido del régimen, adicionalmente, la administración Trump ha arreciado su presión desde principios de año cuando el Departamento de Justicia presentó cargos en contra de los más altos jerarcas del régimen, paralelamente, anunciaron una campaña antinarcóticos del Comando Sur conjuntamente con sus aliados regionales en las inmediaciones del Mar Caribe, continuando entonces la estrategia de disuasión militar.

El informe concomitantemente viene a acompañar ese conjunto de medidas de presión internacional sobre el régimen, en primer lugar, aísla aún más al país ya que la sociedad mundial revisará minuciosamente su relación con Venezuela, pocos serán los países que van a querer estrechar sus relaciones diplomáticas con un Estado cuestionado vehementemente por el irrespeto a los DDHH dentro de sus fronteras; en segundo lugar, incentiva el trabajo de lobby que desde hace tiempo vienen llevando ONG, organismos internacionales, países y las fuerzas democráticas en Venezuela para visibilizar los excesos del régimen en instancias judiciales internacionales como la Corte Penal Internacional. Finalmente, y no menos importante, es el hecho de que el informe pretende deslegitimar al régimen, bien es sabido que este pretende imponer un cronograma electoral abiertamente cuestionado por la comunidad internacional, el informe buscaría implícitamente mostrarle a la comunidad internacional que las acciones del régimen difícilmente se enmarcan en la protección a los DDHH, en ese contexto ¿Cómo la sociedad internacional, especialmente la Unión Europea, puede legitimar el proceso electoral dada las serias denuncias?

Los tiempos de la sociedad mundial son singulares y para la mayoría de los que aclaman la redemocratización de Venezuela son lentos, sin embargo, hay un conjunto de países, ONG y líderes del mundo muy activos en continuar trabajando para visibilizar las afectaciones a los DDHH en Venezuela, se espera que estos esfuerzos abonen el camino para la transición democrática y la justicia.

Por: Ricardo Martínez

Lo más leido