El VIH: una enfermedad que podría tener fin pronto

La vida cambió desde hace más de un año con la llegada de la pandemia mundial, se podría decir que de alguna manera todos nos hemos vuelto más cuidadosos con respecto a nuestra salud individual. Lo que es cierto es que la pandemia por COVID-19 no es la única que afecta al mundo de hecho hay una pandemia que se viene asechando al mundo desde hace ya bastantes años y nadie habla sobre ella.

VIH

Hablamos del Virus de Inmunodeficiencia Humana, mejor conocido como VIH, pero esta pandemia silenciosa podría empezar a tener cura y  es que la vacuna experimental, basada en la vacuna contra el COVID-19 de Moderna, muestra resultados prometedores y preparó el sistema inmunológico como la primera etapa en la producción de anticuerpos ampliamente neutralizantes

En un ensayo clínico de fase I que prueba un nuevo enfoque de vacuna para prevenir el VIH ha producido “resultados prometedores“, según anunciaron IAVI y Scripps Research. La vacuna mostró éxito en la estimulación de la producción de las raras células inmunitarias necesarias para iniciar el proceso de generación de anticuerpos contra el virus de rápida mutación; la respuesta dirigida se detectó en el 97% de los participantes que recibieron la vacuna.

Te puede interesar: Situación actual de los Regímenes Especiales Territoriales

“Este estudio demuestra una prueba de principio para un nuevo concepto de vacuna para el VIH, un concepto que también podría aplicarse a otros patógenos“, señaló William Schief, Ph.D., profesor e inmunólogo de Scripps Research y director ejecutivo de diseño de vacunas en el Centro de Anticuerpos Neutralizantes  (NAC) de IAVI, cuyo laboratorio desarrolló la vacuna. Asimismo, indicó que han demostrado que las vacunas pueden diseñarse para estimular células inmunes raras con propiedades específicas. Concretamente, esta estimulación dirigida puede ser muy eficiente en humanos. “Creemos que este enfoque será clave para hacer una vacuna contra el VIH y posiblemente importante para hacer vacunas contra otros patógenos”, subrayó.

El estudio prepara el escenario para ensayos clínicos adicionales que buscarán perfeccionar y ampliar el enfoque. El objetivo, a largo plazo, es crear una vacuna contra el VIH segura y eficaz. Como siguiente paso, IAVI y Scripps Research se están asociando con la empresa de biotecnología Moderna para desarrollar y probar una vacuna basada en ARNm que aprovecha el enfoque para producir las mismas células inmunes beneficiosas. El uso de la tecnología de ARNm podría acelerar significativamente el ritmo de desarrollo de la vacuna contra el VIH.

Situación del VIH en Venezuela

En Venezuela los datos presentados por Leonett son los más recientes en materia de VIH. Aunque las organizaciones civiles que velan por el derecho de las personas con el virus señalaron que esas estadísticas no tienen basamento científico y no se corresponden con la realidad.

De hecho, lo que manifiesta la organización Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi) es que el comportamiento de la epidemia aún es desconocido. Por lo que prefiere hacer uso de los datos que aparecen en el documento Plan Maestro para el fortalecimiento de la respuesta al VIH, tuberculosis y malaria, publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y ONU-Sida con el aval del Ministerio de la Salud.

En ese informe se citan datos de 2016. Por ejemplo, se destaca que Venezuela tuvo 6500 contagios nuevos ese año y 2500 muertes por VIH-Sida.

Lo que se observa para 2019 es un descenso en las estadísticas de fallecidos. Eduardo Franco, secretario general de la Red de Gente Positiva, también lo considera. Y, en su opinión, la entrega de los antirretrovirales tuvo que ver con esa baja.

En 2018 se registró desabastecimiento de medicamentos en el país, muchas personas se complicaron y cerca de 10.000 tuvieron que migrar para conseguir las medicinas y poder tener acceso a los exámenes especializados.

Ciertamente, el poco acceso a los antirretrovirales, la mala alimentación y la escasez de fármacos para tratar las enfermedades oportunistas pusieron en jaque la salud de las personas con el virus.

El mismo Raúl Leonett da cuenta de 66.071 personas con VIH y Sida registradas para el 25 de octubre de 2019. No obstante, en su misma presentación relativa al año del Plan Maestro dio otro dato: 67.381 personas con VIH.

Franco calcula cerca de 80.000, de las cuales 50.000 fueron beneficiadas con el antirretroviral combinado con Tenofovir + Lamivudine + Dolutegravir (conocido por sus siglas TLD), donado por el Fondo Global de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria a finales de 2018.

“Tal vez eso tuvo incidencia en la disminución de las muertes. Pues llegaron cinco millones de tabletas. Aún falta que migren a ese nuevo tratamiento cerca de 30.000 personas”, dijo Leonett. Este año, calculó, hay 3000 nuevos casos. 

Situación del VIH en el mundo

La realidad es que El VIH afecta a más de 38 millones de personas en todo el mundo. Además, se encuentra entre los virus más difíciles de atacar con una vacuna. Esto se debe, en gran parte, a que evoluciona constantemente en diferentes cepas para evadir el sistema inmunológico.

“Dada la urgente necesidad de una vacuna contra el VIH para frenar la epidemia mundial, creemos que estos resultados tendrán amplias implicaciones para los investigadores de la vacuna contra el VIH a medida que decidan qué direcciones científicas seguir”, afirmó Mark Feinberg, MD, PhD, presidente y CEO de IAVI. En su opinión, la colaboración entre individuos e instituciones hizo que este ensayo clínico importante y excepcionalmente complejo fuera tan exitoso. Además, recalcó que esta colaboración “permitirá acelerar enormemente la investigación de vacunas contra el VIH en el futuro“.

En Venezuela a eso se suma que desde hace más de un año, según el médico infectólogo Carlos Pérez, no se hacen en el sector público los exámenes de carga viral y de CD4.

Entonces, los médicos trabajan a ciegas y prescriben tratamientos sin saber si el paciente va a presentar reacción inmunológica a estos, destacó Pérez.

Ese no es solo el problema de Venezuela, sino también de muchos países en crisis, la vacuna contra el VIH es una necesidad al igual que las vacunas para el COVID-19 y de la mano de moderna y otras empresas enfocadas en el ámbito de la salud podrían estar cerca de dejar de ser un problema para la humanidad.

Por: Alejandro Chaparro

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver