El amor siendo una chica trans 

Encontrar el amor es una gran preocupación para las personas trans y no deja de tener su validación. Un chico trans me dijo que cuando le contó a su madre, le preguntó: «¿Quién te va a querer?». Escuché de padres de niños trans que, de todas las preocupaciones que tienen con respecto al futuro de sus hijos, las citas y el amor son uno de sus mayores temores. ¿Quién los amará? ¿Estarán a salvo? ¿Qué pasa si son fetichizados por su identidad? ¿Serán amados a pesar de ser trans? Y las personas trans se hacen todas estas mismas preguntas. 

Chica trans
Foto: @jesskarpaz

Estas preocupaciones y preguntas son válidas. Cuando las personas trans vamos a citas, a menudo tienen la tarea de decidir cuándo y dónde revelar su identidad. Algunas personas trans pueden sentir que están siendo fetichizadas por su identidad. Es posible que se pregunten a sí mismos: ¿Soy solo «apta para citas» porque parezco trans? ¿Esa persona querrá ser vista conmigo en público como pareja? ¿Le seguiré agradando a esta persona cuando / si parezca cisgénero? 

Estas preguntas no son solo retóricas. El momento en el que una persona trans elige revelar su identidad es el momento en el que es más probable que ocurra la violencia. No puedo hablar de amor sin hablar de la tasa de homicidios de personas trans, en particular de mujeres trans de color. Algunos de estos asesinatos son el resultado directo de la transfobia a manos de conocidos o socios. Muchos de los asesinatos son el resultado de la intersección de la homofobia, el racismo, el sexismo y la transfobia. Algunos de los asesinatos se deben a que las circunstancias forzan a las personas trans a situaciones menos que ideales: pobreza, falta de vivienda, inseguridad alimentaria, inseguridad económica, trabajo sexual de supervivencia y otros trabajos de la economía sumergida. Conocer gente nueva, salir con alguien, exponerse, es aterrador y una preocupación para las personas trans y los que nos aman. 

Si logramos salir con alguien, corremos con suerte, ya que: el 87,5% de las personas cis se niegan a salir con personas trans. Además, el 98,2% de las mujeres heterosexuales y el 96,7% de los hombres heterosexuales se niega a salir con personas trans. También está la situación de decirle a la persona con la que salimos que somos trans, nos enfrentamos a averiguar el momento adecuado para decírselo. Cuanto más espere, más probable es que reaccionen negativamente. Y una vez que lo sepan, nos enfrentamos a todo tipo de preguntas. Preguntas intrusivas sobre las cirugías, preguntas para que prueben qué tan chico o chica “real” somos… Preguntas que nos hacen sentir menos que deseable. 

Ahora digamos que hay una cita y terminas con un buen aliado y tienes una buena relación. No estás en peligro, pero las dificultades no han terminado. Digamos que eres una chica trans y estás saliendo con un chico cis pansexual. Pero en el pasado solo ha salido con mujeres y no está interesado en salir con hombres cis. Entonces te preguntas, ¿esta persona realmente me ve como una chica? Otro problema es cuando la disforia empeora y el odio hacia uno mismo alcanza su punto máximo. Y nos preguntamos, «¿cómo podría alguien amarme?» y aleja a las personas que lo hacen. Esto me afecta personalmente y pone a prueba mi relación. 

Tener citas y entablar relaciones como persona trans es mentalmente agotador y, a veces, peligroso. Es otra de las dificultades inesperadas que enfrentan las personas trans y que otros podrían dar por sentado. Pero las citas no son del todo terribles, definitivamente pueden ser algo que afirme el género. Aunque hay muchas dificultades relacionadas con entablar y estar en una relación como persona trans, considero que vale la pena, nada se compara con la euforia que siento cuando mi pareja me llame novia. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver