Cumbre en la F1: ¿Mejorará el espectáculo?

La Fórmula 1 desde su creación en 1950 ha sido sin lugar a duda la máxima categoría del automovilismo mundial, en la que han estado los mejores pilotos, ingenieros y constructores en búsqueda de la gloria máxima y brindándonos a lo largo de los años batallas impresionantes y cargadas de adrenalina. Sin embargo, desde que se introdujeron las unidades de potencia híbridas para la temporada 2014, ha tenido en el equipo Mercedes un claro dominador, ganando los siete títulos de constructores y de pilotos (6 con Lewis Hamilton y 1 con Nico Rosberg) que se han disputado hasta la fecha, siendo la dinastía más longeva en la historia del Gran Circo, superando a McLaren de finales de los 80 y principios de los 90 o a Ferrari a principios de los 2000.

Dada esta circunstancia, Liberty Media como empresa organizadora del campeonato y la FIA (Federación Internacional del Automóvil) como reguladora, han buscado alternativas para poder mejorar el espectáculo y así mantener a los aficionados antiguos e incluso atraer nuevos seguidores. En este sentido y dado que los cambios en el reglamento fueron postergados para 2022 por la pandemia y la salida de Honda como proveedor de motores para ese mismo año, se llevó una reunión entre los dos entes mencionados anteriormente y los diez equipos participantes, cuyos resultados más importantes pasaremos a analizar a continuación:

Luz verde para Portugal

Dentro del calendario anunciado por la Fórmula 1 aún queda una fecha para el próximo 2 de mayo, con sede por definir dada la cancelación del Gran Premio de China. Bajo este contexto y con los resultados positivos que trajeron a la temporada 2020, circuitos como Mugello, Nürburgring y Portimão (Imola ya había sido incluido en la programación) salieron a la palestra como posibles sustitutos.

Te puede interesar: Venezuela y la Serie del Caribe: La eterna deuda pendiente

Fue precisamente el trazado lusitano el que salió mejor parado en el comité del jueves. Esto, de concretarse, sería una decisión bastante acertada, ya que el año pasado. En Portugal vimos una carrera que no estuvo exenta de emociones, con Carlos Sainz liderando con su McLaren por algunos giros o Kimi Räikkönen realizando una espectacular largada. Además, se trata de un circuito tradicional (es decir, no urbano), pero que tiene varias ondulaciones y cambios de altitud en su recorrido, haciendo que los equipos deban tomar decisiones respecto a su puesta a punto y gestión de neumáticos. Por último, su cercanía con España, que albergará el siguiente Gran Premio, hace que sea la opción ideal en cuanto a logística.

Carreras al sprint: ¿Espectáculo artificial?

Una de las propuestas más importantes que llevaron a la mesa los máximos dirigentes de la categoría es un plan piloto para llevar a cabo en los Grandes Premios a celebrarse en Canadá, Italia y Brasil, carreras cortas que se corran los sábados y cuyo resultado defina el orden de la parrilla en la válida del domingo. Esto haría que las sesiones de clasificación para estas fechas se corran los viernes, con el único objeto de determinar la salida de la sesión de sprint.

De momento, los equipos ven con buenos ojos esta opción, pero pidieron más información a la FIA y a Liberty Media sobre las condiciones que tendrían estas carreras, como los puntos que estarían en disputa para el Campeonato Mundial antes de dar su visto bueno definitivo. Sin embargo, esta decisión podría ser perjudicial en algunos aspectos.

Es cierto que las carreras cortas pueden ser un atractivo para potenciales nuevos aficionados. Sin embargo, es común verlas realmente en categorías de formación, como en el caso de la propia Fórmula 2. La razón de esto es muy sencilla, este tipo de campeonatos normalmente tienen reglamentos con proveedores únicos o lo que se conoce en el mundo motor como Balance de Rendimiento o BoP (siglas en inglés de “Balance of Performance). Haciendo que la competencia sea más pareja y dando una alta posibilidad de que los ganadores de ambas carreras sean distintos. No obstante, en la Fórmula 1 esto no ocurre y menos en la presente era con Mercedes teniendo tanta diferencia con el resto. Por ello, puede que si estas válidas resulten en un doble 1-2 del equipo alemán, el resultado sea el opuesto que el que se quiere obtener.

Por otro lado, esto reduce la probabilidad de que se pueda dar una sorpresa en el Gran Premio del domingo, puesto que se pasa de una sesión de clasificación, en la que el margen de error es mínimo, a una carrera con mayor duración en la que en caso de cualquier problema, se puede hacer control de daños y salvar de alguna manera el fin de semana.

Unidades de potencia al congelador en 2022

Actualmente existen cuatro proveedores de motores en el Gran Circo:

  • Mercedes: Proveedor de su equipo de fábrica, Racing Point (a partir de 2021, Aston Martin) y Williams y a contar de la próxima temporada sumará a McLaren.
  • Ferrari: Suministra unidades a su equipo de marca y a los equipos Haas y Alfa Romeo.
  • Renault: Aparte de su propio equipo (a partir de 2021, se denominará Alpine), suplía a McLaren hasta 2020.
  • Honda: Fabricante de motores para los equipos Red Bull y Alpha Tauri.

Sin embargo, a mediados del año pasado la compañía japonesa anunció que sólo continuaría su participación en la categoría reina hasta la temporada de 2021, obligando al equipo de las bebidas energéticas y a su filial a buscar opciones para el próximo año. El problema principal es que los otros tres proveedores ya tienen sus equipos de fábrica, los cuales por razones obvias dan mayor prioridad. 

De hecho, esta fue la razón principal por la que Red Bull tuvo su tormentoso divorcio de la marca del rombo hace un par de años, reduciendo las posibilidades de volver con los franceses. Por otro lado, tanto Ferrari como Mercedes son rivales directos de los austríacos por el campeonato, por lo que para ellos no es viable suministrarle motores. A esto se le suma la complejidad y costos de fabricación que tienen las unidades de potencia híbridas actuales, lo que hace que otras marcas líderes del mundo motor estén reacias a ingresar a la Fórmula 1. Dejando a Red Bull con una única opción viable, obtener el conocimiento y recursos para fabricar sus propias unidades de potencia.

Sin embargo, esto no es una tarea fácil, por lo que los austríacos llevaron una propuesta de adelantar el congelamiento de desarrollo de motores a partir de 2022, que en un principio estaba programada un año más tarde. Con esto, tanto ellos como su filial Alpha Tauri pueden simplemente tomar la operación de la fábrica actual de Honda para F1 y pensar en la creación de los motores según el próximo reglamento (este cambio también fue adelantado de 2026 a 2025), del cual no se conocen los detalles, pero que, de acuerdo con los objetivos planteados por la FIA, se desea que tengan mayor sustentabilidad y con menor costo, de modo de atraer precisamente nuevos fabricantes.

Para concluir, se ve que la intención de la dirigencia de la Fórmula 1 es mejorar claramente el espectáculo y que están abiertos a explorar posibilidades. Dentro de esta búsqueda puede que alternativas como la de las carreras de sprint sean arriesgadas, pero en general temas como incluir nuevas sedes o ayudar a que uno de los principales equipos no caiga en desgracia son pasos bastante acertados y que crean mucha expectativa de cara a los próximos años.

Por: Miguel Ángel De Los Ríos

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver