Tres sectores que plantean un jaque tras restricciones de Alberto Fernández por segunda ola

Tal como se anunciaba semanas atrás, la segunda ola de la COVID-19 dijo presente en Argentina. Y con esto, una serie de restricciones dijeron presente: toque de queda a partir de las 20 horas, disminución de la circulación, suspensión de las clases de forma presencial, entre otras.

Argentina

Las reacciones no se hicieron esperar por la población, y expresaron su descontento con las nuevas medidas, tras más de un año desde que se estableció la primera cuarentena en el país sureño.

Ahora es noticia: El Pentágono confirmó video de un posible ovni triangular

El cacerolazo del rechazo

No habían pasado diez minutos del anuncio presidencial, cuando se empezaron a escuchar cacerolas en toda la ciudad de Buenos Aires. Un aire de frustración entre sus habitantes, quienes aseguraron sentirse cansados por la situación, por la falta de un plan viable y por la forma en que cada uno se vería nuevamente afectado con las restricciones.

A las afueras de la Quinta Presidencial en Olivos se veía la marejada de personas. En sus autos, tocando cornetas, o desde sus balcones con las ollas, todos en un mismo sentir. También se vieron ondear las banderas celeste y blanco, pero esta vez con profunda indignación por el escenario actual del país

“Si es el sustento de tu familia, es esencial”

“Estamos esperando todas las vacunas que prometió el presidente ¿Y dónde están? Solo se habla de cierres y más cierres, lo que trae un montón de pérdidas para todos los argentinos que hemos luchado por levantar este país y cumplir nuestros sueños”, dijo entre lágrimas una de las manifestantes.

La argentina es trabajadora de un local gastronómico, que ante las limitaciones de horarios nocturnos como muchos otros, se ve directamente afectado su trabajo. “No solo nos limitaron el horario hasta las siete de la noche, además solo pueden atender a capacidad de 30% quienes tengan espacios al aire libre ¿Y quieres no? Se mueren de hambre, hay mucha gente que va a quedar sin laburo nuevamente”, aseveró.

Los empleados de este sector han cuestionado que no sean tomados en cuenta como esenciales y todas las medidas apunten a la quiebra de los locales y comercios. Cabe destacar que pese a la cuarentena o cierre de los mismos, siguen teniendo la obligación de pagar servicios, alquiler e impuestos.

#RelajadosLasPelotas

 En su discurso, Alberto Fernández apuntó que el sector de salud también se había “relajado”. Palabras que horas más tarde intentó aclarar. Sin embargo, ya era muy tarde: “No hablé del relajamiento de los médicos, sino de todos. Con el personal de la salud solo gratitud tengo, hablé del relajamiento de todos”.

A través de las redes sociales, el personal de la salud mostró el completo rechazo a las palabras del jefe de la nación, asegurando que han sido uno de los pocos que nunca dejaron de trabajar e hicieron frente a la pandemia.

Varios médicos y enfermeros compartieron imágenes bajo el hashtag #RelajadosLasPelotas, donde se les ve el evidente desgaste y daños ocasionados por el material de protección utilizado para atender a los pacientes.

Aprovecharon además para criticar que el haberse destinado a todo el personal médico para casos de coronavirus, trajo graves consecuencias para pacientes con otras patologías, cuyos tratamientos se retrasaron.

¡Con los chicos NO!: reclaman en Argentina

Los padres no se quedaron atrás. Para muchos significa un error haber suspendido nuevamente la escolaridad presencial, pues según manifestaron, representa un retraso para sus hijos.

Cada padre y madre, tiene detrás una historia. Mayra Prietto, contó que su hijo se quedó en casa llorando por no poder volver a las aulas. “Ellos no pueden entender lo que está pasando, ellos necesitan y les hace bien ir a sus clases. No podemos dejar a los niños sin educación. Vine a protestar porque tengo un hijo”, aseveró.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver