Sandra Lindsay, la enfermera que se convirtió en la primera persona en vacunarse en EE UU

Se llama Sandra Lindsay, una enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos del Long Island Jewish Medical Center del distrito de Queens, y es la primera persona en Estados Unidos en ser vacunada después de la autorización concedida el viernes pasado por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA).

«Espero que esto marque el principio del final de un tiempo muy doloroso en nuestra historia», dijo esta enfermera afroamericana tras recibir la dosis de la vacuna de Pfizer a las 9.23 hora local (14.23 GMT).

Ahora es noticia: Una señora de 104 años fue dada de alta tras recuperarse de la COVID-19

Sandra Lindsay, la enfermera que se convirtió en la primera persona en vacunarse en EE UU 0

La vacunación de la enfermera se dio en el marco de la  gran campaña de vacunación de Estados Unidos contra la COVID-19.

Las imágenes de camiones de reparto llegando a los hospitales con dosis de la vacuna se repetían por todo el país norteamericano. En Reino Unido -donde ya empezaron las vacunaciones la semana pasada- o Canadá, la vacuna aprobada por la FDA es la de Pfizer y BioNTech, para la que se ha permitido el uso de emergencia para mayores de 16 años. Se espera que esta misma semana, la FDA dé también la autorización a la de Moderna, reseñó el diario ABC.

La campaña de vacunación como centro de atracción

Uno de los principales problemas en la distribución de la vacuna es el desafío logístico que supone. La de Pfizer/BioNTech requiere conservarse a una temperatura de -70 grados, para lo que se necesitan congeladores especiales y un tratamiento muy cuidadoso en su transporte. La de Moderna tiene la ventaja de que solo necesita una temperatura de -20, que la consiguen congeladores convencionales.

La primera remesa de dosis, que empezó a salir de los centros de producción de Pfizer el domingo, servirá para vacunar a 2,9 millones de personas. Las autoridades del Gobierno de Donald Trump esperan que a finales de mes haya 20 millones de vacunados, dedicados a los dos grupos establecidos como prioritarios: sanitarios en primera línea de bátala frente a la COVID y personas que viven en residencias de cuidados de larga duración, que son en su mayoría ancianos.

Estimaciones de vacunados para inicios del 2021

La Administración Trump espera que para finales de enero los vacunados sean 50 millones y que se llegue a los cien millones a finales de marzo. Moncef Slaoui, máximo responsable de la Operation Warp Speed, el programa de Trump para el desarrollo de la vacuna, aseguró que espera que “en algún momento entre el mes de mayo y de junio” se consiga la llamada ‘inmunidad de rebaño’. Es decir, que haya suficiente número de personas inmunizadas que se contenga el avance del virus.

Para ello, será determinante mejorar la confianza de la población general en la seguridad y la efectividad de la vacuna. Según un estudio de Pew, todavía el 40 % de los estadounidenses aseguran que no se pondrán la vacuna. “Si te recomiendan que te la pongas y la tienes disponible, por favor, póntela», pidió ayer el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar. «Protégete y protege a los que están a tu alrededor».

No es casualidad que tanto Lindsay, la primera persona en recibir la vacuna, como la doctora que se la puso, son negras. La minoría negra es una de las más afectadas por la pandemia de COVID y, al mismo tiempo, la que más desconfianza tiene en la vacuna.

«Estamos en una pandemia y todos tenemos que poner de nuestra parte, y no rendirnos tan pronto», dijo Lindsay. «Hay luz al final del túnel pero todavía necesitamos llevar mascarilla y mantener distancia social», recordó en alusión a la insistencia de las autoridades de que el comienzo de la vacunación no cambia las precauciones que hay que mantener. Durante meses, persistirán las limitaciones en el contacto social y la necesidad de protegerse con mascarilla y con distancia social.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver