Puntos claves de un acontecimiento histórico: el presente y posible futuro de Afganistán

En Kabul se estaría definiendo una nueva era de Afganistán, sin una transición pacífica y con el caos tomando protagonismo, pues los talibanes se apoderaron del país.

Referencial / Cortesía
¿Qué ocurre en Kabul – Afganistán? “Vendría una década muy turbulenta” según experto / Foto vía web

El talibán es un movimiento ultraortodoxo y financiado por Arabia Saudí, cuyo objetivo es una forma estricta del islámico suní aplicando sus propias leyes. A esto se les incluyen las ejecuciones públicas y prácticamente ningún derecho para las mujeres.

Ahora es noticia: Cancelan vuelos comerciales desde aeropuerto de Kabul

“Lo que se está presentando con los talibanes es una suerte de ultraortodoxia de la religión, en donde cabe la preocupación sobre qué va a pasar con las mujeres. Incluso, desde el año pasado ha tomado mucha fuerza en la civilización occidental la agenda LGBTI+, donde se han visto grandes acciones en este sentido. Ahora, en Afganistán para las personas identificadas bajo este género, es la muerte segura”. Así lo dio a conocer a Todos Ahora Edgar Maldonado, especialista en Política Internacional.

En este sentido, notó con preocupación que no se escuchan las vocerías del feminismo y de la comunidad LGBTI, en algún pronunciamiento al respecto. Por lo que consideró que “seguramente serán apedreadas y muchas van a morir”.

En sociedades cerradas como la islámica no hay capacidad de entendimiento, no hay capacidad de emancipación del pensamiento feminista e independencia LGBTI.

Para aclarar la situación que se genera en Kabul – Afganistán, el también licenciado en Historia, explicó de manera práctica varios aspectos que son resumidos de modo de en claves.

¿Qué pasa en Kabul – Afganistán?

Todas las personas que acá se encuentran en la capital y ciudad más grande de Afganistán, también son afganos, ciudadanos que vieron las bondades del occidente, donde se conocieron las libertades femeninas, la oportunidad de estudiar, del cine y el comercio. Así como conocer los derechos a la salud, en fin, unos afganos que dejaron atrás la ley dura del emirato y que están preocupados por su futuro.

Luego de 20 años, en este regreso de los talibanes se han mostrado “más moderados”. Han hablado ante las cámaras y denotan haber aprendido durante su relativa ausencia, que dominando la agenda de los medios pueden ganar tiempo.

De acuerdo a la opinión del experto consultado, esto es un hecho que preocupa, porque podrían mostrarle una cara muy distinta al mundo occidental, a Rusia, a China. Pero que en el fondo van a ser los mismos porque es lo que saben hacer: llevar sus prácticas al extremo.

¿Transición pacífica?

No se ve factible una transición pacífica, solamente lo que ocurre es un asalto al poder porque son dos modelos muy incompatibles. Para el talibán lo que está sucediendo es una liberación del país.

Piensan que están sacando a una gran potencia como lo es Estados Unidos y que le darían retirada a un gobierno “títere”. Por ende, la retirada del presidente afgano Asharaf Ghani, quien huyó por razones de vida. “Por simple lógica se tuvo que marchar porque su destino no iba a ser nada bueno si se quedaba”.

Aclaratoria: Relación Al Qaeda – talibán

Al Qaeda y el talibán no es lo mismo, de hecho, tienen muchos roces internos. Al Qaeda es un grupo Wahabbita (ala conservadora y extrema del islam sunita), mientras que el talibán es un conjunto ortodoxo, pero por la coyuntura se asociaron. En su época, Osama Bin Laden utilizó el dinero Wahabbita para que los talibanes refugiaran a Al Qaeda.

Este grupo de insurgentes que durante gran tiempo permaneció como grupo armado en las montañas y que resistieron en su época a los soviéticos, retomaron el poder actualmente con más fuerza en la capital tomando más terreno porque pretenden convertir a Afganistán en un emirato.

No es una guerra convencional

Lo que ocurre en Kabul no es una guerra convencional. Es una guerra insurgente, cultural, poco comprendida y les interesa dominar completamente el territorio.

Referencial / Cortesía

Vacío de poder que deja EE. UU. en la región

La decisión del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, fue apresurada. Aunque la firma de la retirada la dio Donald Trump, recordando que en Irak está pasando lo mismo. Una retirada apresurada que no genera nada bueno.

Esto va a ser entendido como un fracaso de la política exterior norteamericana. En parte porque son 20 años de una guerra muy larga que no dejó resultados positivos, según el experto.

Es un sabor “agridulce” en el Pentágono y que recordará mucho a la guerra de Vietnam. El cual podría significar un impulso para la comunidad islámica.

El experto consultado consideró que Estados Unidos estaría vigilando muy de cerca lo que va a pasar en Afganistán, y sería un golpe fuerte para la gestión de Biden. “Buscará el apoyo de una coalición no para entrar, sino para vigilar la región. Podría inclinarse más hacia Irán”.

“Estados Unidos no puede retirarse completamente de la región, pues se especula mucho también de nuevos atentados en tierras norteamericanos y ante esto es donde más se tiene que prestar atención. Los venideros meses se notan inciertos.”

“Vendrán días turbulentos porque, la retirada de Estados Unidos puede entenderse como la debilidad de un gigante”. En otro escenario EE. UU. estaría reacomodando fuerzas.

Ante lo que ocurre en Kabul – Afganistán, ¿qué hará China y Rusia?

Tanto China como Rusia descansaban sobre la seguridad de sus fronteras porque Estados Unidos estaba en Afganistán. Ambos países tienen grandes debilidades y controversias con la comunidad islámica.

Ahora es noticia: Impactantes imágenes de lo que se vive en Afganistán en medio de la toma de los talibanes

La cancillería rusa ya manifestó que esta situación es un gran fracaso de EE. UU., aunque la unión soviética también fracasó en Afganistán (en la guerra afgano-soviética).

Por su parte, China está esperando a ver qué pasa con su frontera a Afganistán. Cerca tienen un poblado donde la mayoría de los que habitan son islámicos. “Como China no es una democracia”, acá existen “campos de reeducación” donde los islámicos son convertidos a la fuerza y absorbidos por China.

China debe estar muy preocupada con lo que está pasando en la frontera. Pues el talibán fortalecido como Estado, puede comenzar a financiar a grupos insurgentes dentro de la propia China e incluso dentro de Rusia.

“Después de 20 años de una guerra muy larga, también las demás potencias podrán las miradas en este tema”, consideró Maldonado.

Ante lo que ocurre en Afganistán, Rusia y China tendrán que invertir mucha seguridad en sus fronteras por Asia central. Esto no sería nada bueno entre otros países.

Reconocimiento del talibán

El talibán va a tomar mucha fuerza. Solo necesitaría el reconocimiento de dos países como Arabia saudita y de Pakistán, sus aliados por cuestiones políticas y económicas. “Lo que se avecina es una inestabilidad más allá de sus fronteras”, manifestó el especialista.

Referencial / Cortesía
Grupos talibanes toman Kabul – Afganistán / Foto vía web

Situación con los refugiados y una nueva década fuerte

El tema de los refugiados también se verá muy afectados. Se está hablando de más de dos millones de refugiados. India también se verá afectado por los hechos que se registran en Kabul – Afganistán, al recibir a numerosos grupos de personas en estos momentos.

“Se avizora una década muy turbulenta en Asia central, un reacomodo de grandes poderes y potencias. EE. UU. se está yendo con una derrota, pero con la mira puesta también en el tema de Irán y Corea del Norte. Esto no sería el fin”.

Un hecho que preocupa también en Latinoamérica

Este tipo de acciones podría incidir de manera indirecta a los países de este lado del mundo. El tono crítico hacia la diplomacia de EE. UU. por parte de las naciones latinoamericanas, apuntará más a la exigencia sobre el tema en el Medio Oriente.

Previo a lo que ocurriera en Afganistán, se estaba hablando del cierre de Guantánamo. Acá, se alojan muchos terroristas, Wahabbita, talibanes, entre otros. “Vendría el cierre de Guantánamo, es inminente. Esto significaría el divorcio completo de Estados Unidos en Asia central”.

Esto les daría más volumen a las declaraciones de la región latinoamericana porque es un triunfo sobre la diplomacia estadounidense, entre otros.

Las implicaciones a largo plazo a nivel mundial es que estaría prevaleciendo una dictadura retrógrada.

EE. UU. no estaría entrando nuevamente en Afganistán al menos en una década. Pues los talibanes podrían apretar más en sus acciones.

Es acá donde cabe la duda sobre una intervención multilateral que involucre a la OTAN más China y Rusia, lo cual sería algo jamás visto. “Estamos en estos momentos en las horas más expectantes sobre lo que pueda pasar”.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver