Volver
Teorías sobre el coronavirus, causas y origen. Foto: Cortesía
Compártelo:

¿Cuál es la posibilidad de que el coronavirus sea un instrumento de guerra biológica?

Se entiende por guerra biológica a una forma singular de combate en la que se emplean armas biológicas de diferentes tipos que contienen virus o bacterias capaces de infligir daño masivo sobre fuerzas militares y/o civiles.

Su uso está terminantemente prohibido por las Naciones Unidas. Sin embargo, muchos países -potencias militares- cuentan con este tipo de arsenal en forma, no sólo de bombas, sino de otro tipo de agentes de esparcimiento menos convencionales.

Ahora es noticia: «Esto se les puede ir de las manos»: alertas del OVP sobre situación carcelaria en medio de la pandemia

Luego de la aparición de la COVID-19, muchas teorías surgieron sobre su origen. En principio, se afirmó que el virus se originó en un mercado de productos exóticos del mar o animales. La teoría fue rechazado por la Organización Mundial de la Salud. Posteriormente,  muchos científicos de prestigio internacional plantearon que el virus fue resultado de la bioingeniería.

Después de cuatro meses de pandemia, desde la declaración de la OMS, este virus sigue siendo un enigma en estudio. Y tanto su origen como su cura- con la creación de una vacuna- forma parte de las investigaciones científicas mundiales.

Todos Ahora conversó con el médico Luis Marcano y el analista político Oswaldo Ramírez para aclarar este panorama. ¿Cuál es la opinión científica?

Marcano explicó que, de acuerdo con los más recientes estudios,  la COVID-19 tiene seis diferentes tipos de cepa.. Esto ocurre naturalmente con otras enfermedades como el dengue por ejemplo, que tiene cinco diferentes cepas.

«La opinión compartida con algunos compañeros, basados en el hecho de que tenga seis cepas diferentes, es que es un virus que se ha desarrollado de forma natural. El ha mutado a lo largo de este tiempo y hay diferentes variaciones del mismo. El comportamiento que hemos visto nos da a entender que es un virus que cumple con todas sus fases naturales», señaló.

«Es común que un virus mute y que tenga variaciones, de acuerdo a las características ambientales en las que va a desarrollarse en cualquier parte del mundo, son diferentes. Ellos se van encontrando con patógenos que le hacen frente y eso los hace responder», agregó.

Sin embargo, no descartó la posibilidad de que cualquier laboratorio especializado esté en capacidad de desarrollar un virus como este con base a sus características genéticas.

«Cualquier laboratorio que se especialice en genética, podría realizar un virus que pudiera tener las mismas características y el mismo comportamiento. Su desarrollo no cierra las puertas a que haya sido algo creado y que se haya escapado», resaltó.

El médico dijo que «lo que ocurre con una enfermedad nueva es que cuando aparece, ningún Estado, científico u organismo va a estar preparado para afrontarla».

¿Cuál es la perspectiva política?

Por su parte, Oswaldo Ramírez explicó que la teoría de que el coronavirus sea producto de un hecho de laboratorio «para generar cambios abruptos en la geopolítica mundial» se deriva de las políticas implementadas en los últimos años por China a fin de «avanzar en determinados planes».

«Recordemos el papel de China, desde hace algunos años con su iniciativa de Belt and Road  (Iniciativa de cinturón y carretera), con la que ha estado tratando de ampliar la forma en la que puede tener dominio a través del soft power o poder blando, el cual viene por tecnología o inversión extranjera directa», dijo.

Mencionó tres hechos que consideró relevantes en la política del país asiático por las que hoy existen sospechas entorno a la responsabilidad de la pandemia.

«Hay tres hechos importantes en el marco del coronavirus sobre este país. La primera es el hecho de haber vuelto a las disputas en la India, sobre la región de Nepalia. En segundo lugar, la disputa por la ampliación de sus influencias en el mar sobre el sur de China, en el sudeste asiático, y el último está relacionado con la posibilidad cierta de trabajar en función de ventas – a través de ese soft power- de insumos para el coronavirus», explicó.

Resaltó además, el papel representativo que tiene la OMS en el encubrimiento hacia este tema. 

¿Puede haber interés en crear un virus y sufrir sus consecuencias?


Al mismo tiempo enfatizó, que de ser cierta la teoría sobre que la pandemia sea un producto experimental, señaló que los beneficios de ese país «netamente serían económicos y que pueden estar atados totalmente a la determinación de cómo cambiar el equilibrio mundial. Además de que algunos países pudieran tomar ventaja por ser los que logran obtener la vacuna, por disponer de los implementos médicos, tecnología, etc». 

El analista mencionó que actualmente, pesan muchas demandas a escala mundial sobre China por el manejo de la información sobre la pandemia. 

¿Qué supondría el hallazgo de la vacuna para una nación?

Aseguró que para el país que logre la cura, representará un hecho histórico pero con beneficio «netamente fiscal».

«Esto es una carrera grande. Nosotros tenemos contabilizado, por lo menos 47 laboratorios que están en esta carrera. Por ejemplo Estados Unidos ha fondeado en paralelo al menos a seis laboratorios con miles de millones de dólares».

«Para el país que logre la vacuna el beneficio es netamente fiscal. Sin embargo se necesitan 7 mil 500 millones de vacunas al menos, lo cual no representaría una competencia sino una contribución en estos momentos de emergencia mundial», agregó.

¿Qué sucede con el laboratorio biológico en Wuhan?

En Wuhan, donde viven 12 millones de personas, está funcionando uno de los más sofisticados laboratorios biológicos del máximo nivel de bioseguridad 4, Wuhan BSL-4, perteneciente al Instituto de Virología de Wuhan, que experimenta con agentes biológicos que representan un alto riesgo individual de contagio.

Este laboratorio trabaja con los patógenos más peligrosos del mundo, incluyendo varios coronavirus, como SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo y Grave), MERS-CoV (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) y muchos otros tipos de virus bajo la supervisión no solo del Gobierno chino sino de la misma OMS.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido