Liberan a una osa que deambuló un mes con un envase atorado en su cabeza

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida (FWC), informó el martes 16 de noviembre que liberaron a una osa de 113 kilos que deambuló con la cabeza dentro de un envase de plástico cerca de un mes, por una zona boscosa en la referida entidad en Estados Unidos.

Referencial / Cortesía
Liberan a una osa que deambulo un mes con un envase atorado en su cabeza / Foto vía web

A través de Twitter dieron detalles del trabajo que realizaron por un bosque del condado de Colier, al suroeste de Florida. “¡Oso rescatado! Se informó de que un oso adulto deambulaba con un recipiente de plástico en la cabeza”.

Ahora es noticia: HRW instó a EE UU, México y Canadá a cesar abusos contra migrantes

Mediante el video divulgado se ve al animal mientras caminaba con el recipiente de plástico atorado en su cabeza. Así como el momento en el que los expertos del FWC logran liberarlo del cepo accidental.

De acuerdo a lo que indicó la FWC, la osa estuvo 28 días con la cabeza atrapada dentro del envase desde que se dio el aviso. Sin embargo, nadie logró localizarla de nuevo hasta pasadas tres semanas.

La labor se efectuó luego de que la cámara de seguridad de una vivienda captó en sus inmediaciones al mamífero. Esto permitió que un grupo de expertos y la oficina del alguacil del citado condado lo hallara y lo liberara del objeto que apresaba su cabeza.

Liberan a una osa que deambuló un mes con un envase atorado en su cabeza

Este hecho movilizó a la FWC a colocar nuevas trampas y patrullas nocturnas con el fin de dar con su paradero. “Finalmente, vieron a la osa de 113 kilos justo antes de la medianoche. Un biólogo especializado en osos le lanzó un dardo tranquilizante y le quitó el recipiente de plástico que tenía alrededor de la cara”. Así lo detalló la organización en un comunicado.

Los especialistas estiman que el recipiente era parte de un comedero automático para mascotas debido al agujero que se encontraba cerca del hocico del animal.

“Afortunadamente, ese agujero proporcionó suficiente acceso para beber y comer. Incluso después de 28 días de usarlo, ¡la osa todavía estaba en excelente forma física! Tenía una herida que le rodeaba el cuello y la cara donde estaba atascado el alimentador. El personal limpió la herida y la trató con antibióticos”, comentaron las autoridades.

Luego de todo el proceso de recuperación, la osa fue liberada en un área de bosque segura tras un día y medio de monitoreo. Chequeos que aseguraban que se encontraba en buen estado y podía comer y beber con normalidad.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @TodosAhora_Ve, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver