Inacción de los talibanes contra ISIS podría debilitar ofensiva extremista

Ciertamente son muy pocos quienes dudan que el triunfo de los talibanes en Afganistán, daría un impulso histórico a los extremistas islámicos violentos de todo el mundo. Puede que esta victoria motive sus operaciones para remover regímenes locales, pero durante la última década también sobresalen grandes diferencias, que debilitaron al movimiento yihadista.

Referencial / Cortesía
Inacción de los talibanes contra ISIS podría debilitar ofensiva extremista / Foto referencial – Vía web

Tanto militantes suníes de Oriente Medio como otras partes, fijaron su posición sobre la toma de poder en Afganistán, indicando que esto reivindicaría sus propias ideologías y estrategias.

Ahora es noticia: Al menos 12 militares de Estados Unidos murieron en el atentado en Kabul

En medio de la actual situación que se vive en Afganistán tras la reciente toma en Kabul, las discrepancias entre talibanes y el ISIS vuelven a notarse.

Tal como lo reseña El Diario de España, existe una excepción notable entre los grupos yihadistas. ISIS (grupo más extremo y violento) señala a los talibanes como “apóstatas” debido a su disposición a negociar con Estados Unidos, el aparente positivismo y su manera de aplicar la ley islámica sin tanta dureza.

Aunque estas críticas no son una novedad. Pues, los talibanes también tuvieron confrontaciones similares durante la década de 1990, justo cuando el movimiento estaba en contacto con los gobiernos occidentales y la ONU.

Pero ahora, estos cruces se muestran con fuerza entre los seguidores locales del ISIS y las fuerzas talibanes en Afganistán. De hecho, el pasado jueves ISIS publicó su primera declaración oficial sobre el regreso de los talibanes. En ella, los acusó de ser malos musulmanes y agentes de Estados Unidos.

Inacción de los talibanes contra ISIS podría debilitar ofensiva extremista: opinión de otros grupos

De acuerdo a lo reseñado por el referido medio, el contraste con los puntos de vista de casi todos los otros grupos extremistas es notable. El miércoles, combatientes de la filial de Al-Qaeda en Yemen celebró el regreso de los talibanes al poder con fuegos artificiales y disparos.

En un comunicado, el grupo, conocido como Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), felicitó a los talibanes a la vez que reafirmaba su propio compromiso con derrocar a los gobernantes locales mediante la violencia.

Asimismo, los líderes y cargos religiosos de alto nivel de Hayat Tahrir al-Sham, expresaron sentimientos similares.

Igualmente, los talibanes pakistaníes –del grupo conocido como Tehrik-e-Talibán Pakistán (TTP), describieron la toma de Kabul como una “victoria para todo el mundo islámico”.

Apoyo de Al Qaeda a los talibanes

El hecho que Al Qaeda apoye a los talibanes, no es de tanto asombro. Pues, mantener su alianza con el grupo se traduce en un punto clave para sobrevivir durante 25 años. Un hecho que se traduce que será aún más importante.

Lo que representa ISIS

ISIS continúa representando la tendencia más extrema y sigue totalmente comprometido con su propia y brutal ideología. Esto, a pesar de que algunos afiliados individuales y “provincias” han moderado sus tácticas, no se muestran indicios de que esto vaya a cambiar pronto. Incluso, como muestra de ello, lo que ha ocurrido esta semana en Afganistán.

Referencial / Cortesía
Grupo ISIS / Foto vía web

Ahora es noticia: Dos explosiones cerca del aeropuerto de Kabul dejaron varios muertos y heridos

Según el diario español, puede que estas profundas divisiones internas contrarresten parte del impulso propagandístico que el triunfo de los talibanes otorgó a los militantes islamistas en todo el mundo.

Un hecho que también pueden significar que la toma de poder de los talibanes no se traduzca de inmediato en una nueva ola de nuevos reclutamientos y ataques.

Inacción de los talibanes contra ISIS podría debilitar ofensiva extremista: reacción EEUU

Los hechos suscitados recientemente en las adyacencias del aeropuerto de Kabul, significan una amenaza para los Estados Unidos por parte de ISIS, según el comando central norteamericano.

Ante esto, a través de un mensaje a la nación, el presidente Joe Biden enfatizó que “estos terroristas de EI no ganarán”. Además, prometió una respuesta con “fuerza y precisión”.

“No perdonaremos, no olvidaremos. Los cazaremos y les haremos pagar”, aseguró Biden. A su vez, ordenó a sus comandantes desarrollar planes para atacar objetivos y líderes de ISIS-K.

“Creemos saber quiénes son y realizaremos la operación para alcanzarlos donde quiera que estén”, acotó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver