En claves: ¿Qué ha pasado con el avión iraní-venezolano retenido en Argentina?

Ya han pasado varias semanas desde que explotó el escándalo por la alerta del avión iraní-venezolano que intentó aterrizar en Uruguay y que dicha solicitud fue denegada por una supuesta vinculación del piloto con presunto ‘terrorismo’.Foto cortesía

Foto cortesía

Después de haber estado en Buenos Aires y Córdoba en días anteriores y pasar desapercibido, este vuelo volvió a Ezeiza, donde las autoridades argentinas ya habían sido advertidas por Paraguay y Uruguay y en esta ocasión, decidieron retener el avión y los pasaportes de los 19 pasajeros. Posteriormente ordenaron una investigación para esclarecer la identidad del piloto y sus supuestos vínculos personales y laborales.

En las últimas horas, la justicia argentina imputó por terrorismo al piloto iraní identificado como Gholamreza Ghasemi. Fue la fiscal Cecilia Incardona quien solicitó investigar la relación del piloto del avión de la empresa Emtrasur, con posibles actos de terrorismo. De igual forma, imputó al resto de los tripulantes de la aeronave retenida en Buenos Aires, según reseñó el medio local Infobae.

Ahora es noticia:  Allanaron el hotel donde se quedan los iraníes y venezolanos del sospechoso avión retenido en Argentina

Lo que ha dicho la justicia argentina hasta el momento sobre el avión iraní-venezolano

Un informe del FBI habría acelerado el curso de la investigación, y es que en el mismo, confirman la vinculación directa de Gholamreza Ghasemi, con las Fuerzas Quds, la división de la Guardia Revolucionaria iraní especializada en operaciones de inteligencia, por lo que el juez federal a cargo, Federico Villena, le dio aviso a la fiscal para “para delimitar el objeto procesal”.

“Con el avance de las tareas investigativas llevadas aquí adelante, surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”, se lee en el dictamen de la fiscal.

Asimismo dejó claro que las circunstancias irregulares que se han dado hasta el momento, llevan a seguir indagando sobre si el objetivo del arribo de este avión a suelo argentino haya sido en efecto, exclusivamente para transportar repuestos de vehículos, o si tuvo razones distintas “y constituya, eventualmente, un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización”, agregó.

Fotos de tanques y misiles: lo que hallaron en el celular del piloto vinculado a terrorismo

Aunque la investigación ya estaba en curso desde hace más de una semana, todavía no habían pruebas concretas sobre las acusaciones que se habían hecho a la tripulación del avión iraní-venezolano. El juez Villena, habría ordenado un total de 60 medidas de pruebas, sin embargo, muchas de ellas todavía no llegaron al juzgado. La espera que tendría más expectante a las autoridades, sería el informe sobre los teléfonos y tablets que fueron retenidos a los tripulantes.

Este miércoles se conocieron finalmente los primeros resultados de estas pericias, y se pudo conocer que en el celular del piloto se encontraron fotos de tanques, misiles y una foto donde aparece más joven como combatiente de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC-QF), detalló Infobae.

Piloto iraní a bordo del vuelo de Emtresur que fue retenido en Ezeiza
Foto cortesía

Además, entre las fotos encontradas se pudo conocer que también vieron una imagen donde se ve una bandera con repudio hacia Israel. Todo esto estaría siendo tomado en cuenta por las autoridades para avanzar en el proceso de investigación.

Este peritaje estaría a cargo de la División Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y estarían esperando traducir los textos encontrados en el celular, para completar el trabajo pericial. Medios locales dan cuenta que los tripulantes iraníes no solían usar Whatsapp para comunicarse, sino uno sistema más rudimentario.

 ¿Qué trasladaba la tripulación del avión iraní-venezolano?

Mucho se ha hablado sobre las alertas que se han encendido por este vuelo, que se mantiene en la lupa de varias naciones, pero poco se ha dicho sobre el cargamento que traían en el interior del avión. Infobae informó que el Boeing 747 de la compañía Emtrasur con matrícula venezolana YV3531, transportaba 47.822 kilos de autopartes para la empresa SAS Automotriz. 

Parte de esta carga estaba destinada a la planta de Volkswagen y fue entregada entre el martes 7 y el miércoles 8 de junio. Sin embargo, al menos 7860 kilos siguen retenidos a la espera de una decisión judicial. 

A esto, se suman otros 8 mil kilos que habrían llegado al país días después, específicamente el 11 de junio en un avión de la empresa Skylease, contratada por el mismo importador. Y aunque la justicia argentina se ha concentrado en investigar al piloto y a la tripulación, también se han ordenado varias pruebas sobre la carga del avión y sobre las contrataciones previas.

El informe del FBI y las dudas que siguen al aire 

Después de estas más de dos semanas, aún hay dudas sobre quién contrató a Emtrasur para trasladar la carga desde México a Buenos Aires. A la par, los abogados que representan a la tripulación iraní-venezolana, presentaron ante el juez un contrato de una firma española y que estipulaba un costo de USD 600 mil para el traslado entre ambos países.

“Fars Air Qeshm opera vuelos de carga bajo cobertura civil para la Fuerza Quds y el IRGC, y los utiliza para contrabandear armas y equipos sensibles de Irán a Siria, entre otras cosas. Esta actividad es parte de los esfuerzos de Irán para establecer presencia militar en todo el mundo”, asegura el informe del FBI que hizo más sensible la carga del avión a los ojos de las autoridades.

Vuelo iraní-venezolano retenido en Ezeiza
Foto cortesía

Además, fue identificada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en el año 2019 “debido a su participación directa en la actividad terrorista, afirmando, además, que dicha empresa proporciona asistencia a Qods Force y a la aerolínea iraní Mahan Air, las cuales han sido designadas como entidades terroristas», detallaron.

El avión tiene bandera venezolana, pero el piloto a cargo es iraní. Se pudo conocer que la empresa Emtrasur lo registró como parte de su flota apenas el 23 de enero del presente año, pero antes de este registro, el avión operó para la compañía iraní Mahan Air por al menos 15 años.

La interna en la política argentina tras el arribo del avión iraní-venezolano

La declaración más esperada llegó días después. El presidente Alberto Fernández, aseguró durante una entrevista radial, que «no hubo ninguna irregularidad» por parte del Gobierno con el tema del avión retenido, y consideró que la oposición quiso «mostrar algo que no es».

“Quisieron mostrar algo que no es, alguna cosa o movimiento oscuro del Gobierno, pero actuamos rápidamente. La oposición trató de aprovecharlo. Hay un problema con respecto a las cargas de nafta del avión, porque por las sanciones impuestas por Estados Unidos pueden afectar a quien le de la nafta a ese avión. Ese es un tema que hay que resolver», dijo el jefe de Estado argentino.

Hizo énfasis además en que no pesa ningún tipo de restricción» sobre los pasajeros iraníes a bordo del avión, así como tampoco sobre sus pasajeros venezolanos.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver