Ecuador extiende estado de excepción a seis provincias por protestas indígenas

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, expidió este lunes un nuevo decreto mediante el cual extendió el estado de excepción «por grave conmoción interna» a seis provincias del país que concentran los mayores índices de violencia en el marco de una protesta indígena iniciada el pasado 13 de junio.

Ecuador protestas
Foto: Xinhua

El nuevo decreto deroga a otro anterior, emitido el pasado viernes, en el cual se declaró el estado de excepción en tres provincias.

Ahora, la medida abarca a un total de seis: Pichincha, donde se ubica la capital Quito; Imbabura, Cotopaxi, Chimborazo y Tungurahua, todas ubicada en la sierra andina; y la amazónica de Pastaza.

La protesta es liderada por la opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que ha convocado a manifestaciones por tiempo indefinido para exigir al Gobierno políticas de control de precios en la especulación en el mercado de los productos de primera necesidad, precios justos en los productos del campo, la reducción y congelamiento del precio del combustible; entre otros.

Ahora es noticia: Maduro exhorta a «hacer un ajuste» en prevención ante repunte de contagios de COVID-19

El nuevo decreto fue puesto en vigencia minutos antes de que la Asamblea Nacional (Congreso), de mayoría opositora, tratara en el pleno una moción para revocar el estado de excepción anunciado el último viernes.

El mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso, justificó la ampliación del estado de excepción a seis provincias señalando que «las manifestaciones han excedido los estándares de una protesta pacífica», según reza en el decreto presidencial.

«Esta declaratoria se da con motivo de las actuaciones violentas que han alterado el orden público», además, de que «la intensidad de estos hechos afecta gravemente la estabilidad institucional, la convivencia normal de la ciudadanía y genera grave alarma social», argumentó.

Ecuador extiende estado de excepción

Bajo el estado de excepción, se dispone la movilización de la Policía y de las Fuerzas Armadas. Esto para el mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana, con una intervención urgente ante incidentes de violencia.

La medida incluye la suspensión del derecho a la libertad de asociación y reunión en espacios públicos las 24 horas del día.

Se declara a la capital del país, Quito, como zona de seguridad, debido a que concentra una masiva presencia de manifestantes; además, rige un toque de queda nocturno.

Según el Gobierno, los manifestantes han obstaculizado las vías, impidiendo el libre tránsito de personas y de vehículos. Esto ha afectado las garantías, libertades y derechos de los ciudadanos.

Además, se han destruido bienes públicos, paralizado servicios básicos, se ha registrado la toma de sectores estratégicos con el bloqueo y suspensión de 233 bloques petroleros, autotanques de gas, de uso doméstico y de gasolina.

Cada día de movilización, el país pierde cerca de 100 millones de dólares, de acuerdo con el Gobierno.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzlaInstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver