Drayke Hardman, el niño que se quitó la vida tras sufrir bullying

“Este es el resultado de la intimidación, mi chico guapo estaba peleando una batalla que ni yo podía salvarlo”. Son algunas de las palabras escritas por Andrew Hardman, padre de un pequeño estadounidense de 12 años llamado Drayke, quien decidió quitarse la vida tras el severo acoso que vivía por parte de sus compañeros en el colegio.

Foto referencial
Drayke Hardman, el niño que se quitó la vida tras sufrir bullying | Foto referencial

Una desgarradora historia donde se muestran la más cruda cara del bullying, se volvió viral en las últimas horas. Familiares del niño mostraron los devastadores resultaron de un año de asedio que sufrió donde estudió.

Ahora es noticia: Una estudiante golpeó a otra en la cabeza más de 30 veces en EEUU

«¿Me culpo a mí mismo? ¡Culpo al sistema! ¡Culpo al hecho de que estos matones existan! ¿Cómo hay tanto odio en nuestro mundo que permitimos que los niños lastimen a otros niños? Es simple… lo hacemos el uno al otro y ellos aprenden que está bien alimentar su falta de confianza. Creen que los hace geniales», escribió el papá.

Mientras, la madre, Samie Hardman, describió su sufrimiento. “Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para quitar este profundo dolor. No hay señales, solo palabras hirientes de otros que finalmente robaron a nuestro Drayke de este lugar cruel”, narró la madre en publicación.

El jovencito era maltratado física y verbalmente por su agresor y siempre lo ocultó a sus padres. Pero un día, sintió que tocó fondo y acabó con su vida colgándose con su suéter. Para entonces, sus hermanas encontraron la terrible escena y a pesar de que sus padres corrieron para intentar salvarlo, el esfuerzo que hicieron ya era en vano.

Drayke Hardman, el niño que se quitó la vida tras sufrir bullying

Entre el profundo dolor que muestra cada toma del momento, la madre de Drayke pidió a otros padres que “sostengan a sus bebés con fuerza”.

“¿Cómo un niño de 12 años que fue amado ferozmente por todos, piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?”, se cuestionó la madre.

Añadió que el pequeño era amado por toda su familia: “tenía un fuego que se encendía por gente, su personalidad ingeniosa y esos ojos azules de bebé conquistaron al mundo”.

“Mi corazón está destrozado, no sé cómo arreglarlo, o si alguna vez lo haré, pero pasaré cada minuto enseñando bondad en la memoria de mi amigo favorito. Su propósito aquí era enseñar bondad, mostrar amor y lo hizo absolutamente, tomó a cualquiera como amigo para que tuvieran uno. Una vez que estabas en la tribu de Drayke, estabas allí para siempre”.

El hecho se volvió pública por decisión de la misma familia. Esto como una campaña para tomar consciencia sobre el acoso, “un enemigo silencioso y en muchos casos mortal”.

Familiares, amigos y cercanos de Drayke adelantan una campaña para recolectar fondos y cubrir todos los gastos del funeral del pequeño. Residía en Utah, EE.UU.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 💗Samie💗 (@shardman5)

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver