Volver
Referencial / Foto Cortesía
Compártelo:

Cómo buscar trabajo en España después de la COVID-19

Los medios de comunicación españoles han declarado a España como “el campeón europeo del desempleo”. Economistas y expertos indican que las medidas tomadas por el Gobierno, no están neutralizando la crisis económica que ha traído la llegada de la COVID-19 al país.

Son más de 3.360.000 ciudadanos españoles que están actualmente incluidos en el paro (subsidio que da el gobierno español para aquellas personas que hayan perdido involuntariamente su puesto de trabajo), según últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el pasado 22 de septiembre.

Sin embargo, el economista español José María Gay de Liébana, declaró al Diario La Vanguardia, que estos datos “son realmente malos” y advierte que “España lidera la tasa europea de paro, cada vez vemos más locales cerrados. Es el indicio de que las cosas no se están haciendo como se tienen que hacer”.

La situación irregular de los venezolanos en España se acrecienta  

Si bien es cierto que la tasa de desempleo ha aumentado y está afectando a los ciudadanos españoles, sin duda ha sido una situación aún más complicada para el inmigrante que no cuenta con unestatus legal.

Así es el caso de Stephanie Rey, venezolana y solicitante de asilo en Madrid desde hace más de un año y quien por toda la situación de la COVID-19 aun no ha podido avanzar en su trámite por el cierre y retraso de las entidades encargadas.

“En condiciones normales, a los seis meses de solicitar el asilo me entregarían la carta roja para poder trabajar legalmente en España, pero gracias a la pandemia ya tengo más de un año que hice la solicitud y aun no me han dado respuesta”, comentó Rey, quien está residenciada en Madrid desde agosto del pasado año.

La venezolana ha contado con el apoyo económico de sus padres en los últimos meses, debido a que ha sido imposible costear sus gastos básicos aquí en Madrid. “He logrado ‘mantenerme’ algunos meses con ‘tigritos’ que consigo algunas veces, pero es agobiante vivir del día a día y no tener nada seguro”.

Stephanie es diseñadora de modas y al levantarse el Estado de Alarma en Madrid comenzó a diseñar mascarillas, las cuales vende a diferentes proveedores y a sus amigos más cercanos de la ciudad, sus principales clientes.

Situación laboral pese al incremento del desempleo

Al preguntarle si teme por su situación laboral con el incremento del desempleo en España, la diseñadora aseguró que es su pensamiento a diario y que espera que “España avance y no vivir otra crisis económica luego de decidir salir de Venezuela”.

Por otro lado, está Irene Benavent, Periodista venezolana residenciada en Barcelona, España desde hace más de dos años, quien a diferencia de Rey sí cuenta con ciudadanía española. Sin embargo, su estatus legal no ha sido un impedimento para conseguir trabajo, porque gracias al desempleo y la enorme demanda de postulantes “la competencia es cada día mayor y los sueldos cada día menores”.

“He recibido solicitudes de trabajo en donde los reclutadores me han dicho sin mucho rodeo que han tenido que recortar personal y que están buscando a alguien que haga el trabajo que antes hacían dos personas, por el sueldo de uno”, aseguró Benavent, luego de indicar que sin duda “muchas compañías se están aprovechando del desempleo para hacer este tipo de cosas y lo peor es que muchos aceptarán propuestas así porque necesitan el dinero urgente”.

Irene es una de las solicitantes al paro el pasado mes de marzo, debido a que la empresa en la que estaba trabajando desde hace un año, la despidió “sin ninguna buena razón, sólo me dijeron que debían recortar proyectos por el confinamiento, que no me iban a necesitar por ahora y que además ‘me hacían un favor’ despidiéndome para que pudiese cobrar el paro”, agregó.

Después de esto, a la venezolana se le ha hecho prácticamente imposible conseguir trabajo tras cientos de currículums que envía al día. “Voy a entrevistas y no paso el proceso de selección o son propuestas como las de ‘dos por el precio de uno’, o simplemente no responden”, insistió.

Recomendaciones al momento de buscar trabajo en España

Tras muchos ‘no’ y la pérdida del paro, puesto a que tenía acceso a él hasta el pasado mes de agosto, Irene mantiene una actitud positiva y aconseja varias recomendaciones al momento de buscar trabajo.

Principalmente, asegura que “es muy fácil perder la concentración ante tantos momentos de estrés por los que estamos pasando” y por ello recomienda en esos casos aplicar la técnica de pomodoro. Esta habilidad de concentración consiste en un método de gestión del tiempo en la que las tareas se dividen en unidades de 25 minutos con pequeños intervalos de descanso de 5 minutos.

Otra de sus recomendaciones para la concentración es la de escuchar música clásica: “percibir este tipo de música da mucha paz y es perfecta para concentrarte, además de relajarte un poco”, certificó.

Una vez que el tema de concentración esté superado, la Periodista insiste en arreglar el currículum profesional «cuantas veces sean necesarias y ajustarlo siempre a la postulación que estemos aplicando”.

“No se trata de mentir, sólo de resaltar con palabras claves en lo que destacas y que además está buscando la empresa a la que estás aplicando y así será más fácil pasar los filtros de selección”, agregó.

A diferencia de Venezuela, en España es bastante común entregar cartas motivacionales para postular a un cargo. Sin embargo, muchos venezolanos no saben aún qué se debe agregar exactamente en esa carta. “Esta carta sí que tiene que ir dirigida y personalizada a cada empresa a la que la enviemos y sin que sea muy extensa, pero tampoco muy básica. Es importante resaltar todas las virtudes que aportaríamos a la empresa y por qué nos necesitan”.

Las herramientas tecnológicas, el mejor aliado en la búsqueda de trabajo

“Yo, por ejemplo, soy redactora y siempre les echo un vistazo a su sitios web y redes sociales y aprovecho de sugerirles qué les hace falta o qué pueden mejorar y en qué puedo serles útil para perfeccionarlo”, agrega Benavent, quien también sugiere usar herramientas como getmail y Skrapp para encontrar los emails en los perfiles de LinkedIn que más nos interesen.

“Son gratis y de esta forma ‘hackeas’ un poco los perfiles de los reclutadores y envías la postulación directamente a sus emails profesionales, pienso que así puedo tener más oportunidad de que lean mi currículum, contra las otras más de 300 personas que postulan por LinkedIn directamente”, añadió.

Benavent, insiste en usar LinkedIn para conectar con las personas correctas, además de que aquí en España es la mejor herramienta para conseguir trabajo. “Con el desempleo muchos están aprovechando los contactos que tienen para conseguir el cargo deseado, a veces son demasiados los currículums que reciben las empresas a diario y lamentablemente la mayoría preferirá contratar a un recomendado que escoger entre más de 300 solicitantes”.

“Por ser inmigrantes, los venezolanos estamos en desventaja al momento de contactos en España. Sin embargo, en algunas postulaciones hay uno que otro amigo en común así que no está de más escribirles por chat privado o por email, y de ser posible insistir en que escalen nuestro perfil para que tenga mayor visibilidad”, finalizó.

Lo más leido