“Cariño, estamos muertos”: el testimonio de la primera dama de Haití al FBI

En las últimas horas se dio a conocer que la testigo principal del asesinato contra su esposo, la primera dama de Haití, Martine Moïse, relató a agentes del FBI lo ocurrido durante los minutos vividos en la residencia presidencial la madrugada del 7 de julio, cuando entraron unos sujetos armados para ejecutar el magnicidio.

Referencial / Cortesía
“Cariño, estamos muertos”: el testimonio de la primera dama de Haití al FBI / Foto referencial – Cortesía

“Cariño, estamos muertos”, dijo el presidente al saber que los asesinos habían entrado a la residencia, según lo narrado por Martine a los agentes norteamerianos.

Ahora es noticia: China reportó muerte por extraño virus que transmiten los monos

Destacó que se encontraban acostados en su habitación cuando sintieron fuertes disparos dentro de su vivienda. En esto, inmediatamente Martine corrió a proteger a sus hijos, los encerró dentro de un baño y les pidió con voz entrecortada que no salieran.

Seguidamente se dirigió hasta donde estaba su marido y ambos decidieron meterse bajo la cama. No obstante, el tamaño los delató bajo de ella, pues los pies sobresalían y así los mercenarios los descubrieron.

De acuerdo a lo reseñado por el medio colombiano Semana, la primera dama de Haití contó que los asesinos hablaban en español y que se mantenían en contacto por teléfono con otra persona que les daba instrucciones en el momento.

A ella le dispararon primero, la intentaron sacar de donde se escondía, pero la mitad de su cuerpo seguía debajo de la cama. De hecho, alcanzó a decirle al presidente que estaba viva, mientras vio que los asesinos buscaron al mandatario al otro lado de la cama.

Narró al FBI que lo sacaron, lo voltearon y empezaron a describir a Juvenel Moïse. “Alto, delgado, de piel morena”, decían. Contó que logró escuchar cuando al otro lado del teléfono un hombre dio la orden de ejecutarlo al confirmar que se trataba del jefe de estado.

Primera dama de Haití al FBI

La primera dama de Haití contó al FBI que estando malherida “vio morir al presidente al lado de ella”. Esto, después de que descargaron muchos disparos con armas automáticas.

Martine consideró que se salvó porque, cuando uno de los sujetos alumbró a sus ojos para verificar si estaba muerta, no respiró ni parpadeó. Aparte de quedarse inmóvil totalmente.

Aseveró, que el presidente Moïse sabía que habría un atentado en su contra, pero creyó que sería cuando dejara la presidencia.

Cuando los mercenarios estaban por salir de la residencia, revisaron los cajones y gavetas de la habitación presidencial de donde -aseguró Martine convencida- se llevaron importantes documentos.

Actualmente, la primera dama Martine Moïse se recupera de sus heridas en el hospital Memorial de la ciudad de Miami. Es la testigo principal del hecho y según el referido medio, ya ha dado pistas importantes sobre los autores intelectuales que ordenaron el asesinato de su marido.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver