Cabo Verde allanó oficinas de ejecutivos asociados al caso de Alex Saab

La Policía Judicial de Cabo Verde allanó las oficinas y casas del millonario empresario farmacéutico Fernando Gil Évora y de Carlos Anjos.

Tanto a Gil como a Anjos se les investiga por presuntamente haber viajado el pasado 19 de agosto en un avión privado a Caracas para hablar directamente con Nicolás Maduro sobre el caso de Saab.

Ahora es noticiaRompió su silencio la esposa de Álex Saab: «Todo esto es tan injusto»

Álex Saab- Foto: El Nacional

Según el Ministerio Público, la reunión de los dos ejecutivos con el régimen, podrían configurar el delito de usurpación de la autoridad. Esto según lo previsto en el artículo 312 del Código Penal y sancionado en Cabo Verde con la pena de prisión de 1 a 5 años.

La medida se conoce poco después de que el diario El Tiempo revelara el nombramiento de Saab como embajador permanente y plenipotenciario de Venezuela en África, con supuesta inmunidad absoluta

De acuerdo con el diario colombiano, los allanamientos los ejecutaron inspectores de la Policía Judicial (PJ), liderados por Vital Moeda. Asimismo, otros medios locales aseguraron que se llevaron sus  computadoras personales y los respectivos teléfonos celulares en un operativo simultáneo ejecutado en los últimos días.

“Este es el paso previo a decidir si los acusan o no. Se espera encontrar en sus computadores y teléfonos mensajes sobre el verdadero trasfondo de los contactos con Venezuela“, dijo una persona enterada del tema en Cabo Verde.

Este, incluso, podría ser una medida previa a la definición de situación jurídica de Gil Évora y Carlos Anjos, quienes aún no son acusados.

Respuesta de los investigados

En su defensa, Gil emitió un comunicado en el que aseguró que en su viaje a Venezuela no mantuvieron contacto con Nicolás Maduro.

«No estuvimos en ningún palacio presidencial, por lo que no contactamos con ningún presidente. Mucho menos con entidades gubernamentales de otro país. En este sentido, es globalmente falso hablar de mítines políticos, etc. Queremos desmentirlos por completo porque solo sirven para alimentar el deleite de algunos que quieren que nos involucremos a la fuerza en alguna trama de la que no somos y no queremos formar parte”, explica Gil Évora, en un comunicado.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver