Bolsonaro rechazó comprar la vacuna china «CoronaVac»

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anuló el miércoles a su propio ministro de salud, rechazando la compra anunciada de 46 millones de dosis de CoronaVac, una posible vacuna contra la COVID-19 que se está probando en el estado de Sao Paulo.

El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, anunció la compra el martes junto con el gobernador de Sao Paulo, João Doria, “enemigo” de Bolsonaro, cuyo gobierno estatal participa en el desarrollo de la vacuna. El costo de la adquisición se estimó en 2 mil millones de reales brasileños ($ 360 millones).

Ahora es noticia: El Papa sorprende sin tapabocas durante su audiencia general

«El pueblo brasileño no será el conejillo de indias de nadie», dijo Bolsonaro en sus canales de redes sociales, y agregó que la inyección realizada por la compañía farmacéutica china Sinovac aún no ha terminado su fase de prueba, lo que es cierto para todas las posibles vacunas. «Mi decisión es no comprar una vacuna de este tipo».

Es una práctica común que los gobiernos compren dosis de vacunas prometedoras para acumular reservas en caso de que se demuestre su eficacia. Esa inversión generalmente no es reembolsable si falla la inyección.

Brasil cuenta más de 153.000 muertes por la COVID-19, solo superado por Estados Unidos. La nación sudamericana también confirmó 5,2 millones de casos de la enfermedad, la tercera más grande del mundo, detrás de Estados Unidos e India.

Volver