Así fue la toma de posesión de Gustavo Petro como primer presidente de izquierda en Colombia

Gustavo Petro se juramentó en la toma de posesión ante miles de personas este domingo, en su cargo como primer presidente de izquierda de la historia de Colombia.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

El presidente colombiano de 62 años de edad, es exguerrilero, exalcalde, y caracterizado por sus planes de profundas reformas en un país acosado por la economía desigual y el narcotráfico.

Ahora es noticia: Dos turistas murieron tras impacto de rayo cerca de la Casa Blanca en EE.UU

«Juro por Dios y prometo al pueblo que haré cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia», dijo Petro ante la gran multitud de partidarios reunidos en la Plaza de Bolívar de Bogotá.

Gustavo Petro aseguró en la toma de posesión que “es hora de una nueva convención internacional que reconozca que la guerra contra las drogas ha fracasado”.

Además, pidió que la creación de un fondo internacional para ayudar a la Amazonia colombiana, la cual está plagada por la deforestación.

Durante la campaña de Petro, había prometido durante sus cuatro años de mandato aumentar los impuestos a los ricos, invertir en sanidad y la educación.

Además, prometió reformar la policía tras la brutal represión de las protestas contra la desigualdad del año pasado, que fue condenada internacionalmente.

Por otra parte, se comprometió a suspender las prospecciones petrolíferas, a promover las energías limpias y reactivar las relaciones diplomáticas y comerciales con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, suspendidas desde el 2019.

Figura revolucionaria de Simón Bolívar en la toma de posesión de Gustavo Petro

Por otra parte, Maduro felicitó a Petro por su investidura, diciendo en un video: «Extiendo mi mano al pueblo de Colombia, al presidente Gustavo Petro, para reconstruir la hermandad sobre la base del respeto y el amor entre los pueblos».

Según AFP, Duque había denegado la petición de Gustavo Petro en la toma de posesión de que la espada de Simón Bolívar estuviera presente en la ceremonia, una decisión que el nuevo presidente revirtió rápidamente justo después de jurar su cargo.

La espada, que finalmente fue llevada por guardias ceremoniales a la Plaza de Bolívar, tenía un significado especial para Petro, ya que hace décadas había sido robada por el grupo guerrillero M-19 del que fue miembro, antes de ser devuelta en 1991 tras un acuerdo de paz negociado.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver