Volver
Compártelo:

Cuatro años del Acuerdos de Paz entre el Gobierno Colombiano y las FARC

Después de más de 50 años de conflicto armado, el Gobierno de Colombia firmó un acuerdo de paz con el grupo armado más grande de Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras tres intentos de negociaciones fallidas, el gobierno de Juan Manuel Santos y la FARC anunciaron un histórico acuerdo de paz, en Cartagena de Indias en el 2016.

Origen del conflicto

El inicio del conflicto armado colombiano, cuya complejidad se ha visto agravada por una geografía selvática y montañosa, se suele ubicar en los años 1960, cuando grupos rebeldes se alzaron contra el Estado para reclamar una repartición de tierras más equitativa.

Algunos analistas remontan el comienzo a mediados del siglo XX, específicamente a un periodo conocido como La Violencia, por los cruentos enfrentamientos entre el Partido Conservador y el Partido Liberal.

5 puntos en la agenda de paz para resolver el conflicto

La agenda constaba de 5 puntos a discutir y en cada uno de ellos se llegaron a acuerdos de manera independiente en las rondas de negociación. El desarrollo agrario integral, participación política, fin del conflicto, narcotráfico y consumo de drogas ilícitas, y víctimas. Este último apartado sería el eje, por primera vez, de unas negociaciones de paz

Fin del conflicto

El gobierno y las FARC acordaron en el 2016,  el cese bilateral de las hostilidades en ambos bandos, además del desarme total de la organización subversiva en zonas especiales donde se concentran los guerrilleros sin presencia de la Fuerza Pública. Además, de la entrega de armamentos, cuya verificación estaba a cargo de la ONU.

Panorama actual

En los procesos de paz, hay una cantidad de obstáculos por múltiples motivos. El proceso nunca es lineal y en este caso, la voluntad política superó con efectividad el desarrollo de las negociaciones.

Sin embargo, tres líderes de las FARC que firmaron el Acuerdo de Paz con el gobierno, anunciaron su regreso a las armas. Se trata de Iván Márquez, considerado principal ideólogo de la Fuerza, quien estuvo encargado de operaciones de secuestro, extorsión y asesinatos. “grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo” dijo Márquez. Mientras tanto, el 18 de junio, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo ofreció recompensas de $10 millones de dólares por información de estos “lideres” prófugos de la justicia.

FARC y Venezuela

El régimen de Maduro en Venezuela “está brindando apoyo a grupos armados ilegales de Colombia” dijo Pompeo. “Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango supuestamente conspiraron con las FARC. Provocando el ingreso de toneladas de cocaínas y devastando las comunidades estadounidenses” añadió el fiscal general, Bill Barr.

El actual gobierno colombiano de Duque sostiene que Márquez y Santrich se ocultan en Venezuela. Donde según versiones oficiales también encontraron refugio líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa reconocida en Colombia

«Los enfrentamientos armados en la frontera de Venezuela jamás se dan para restituir el orden o proteger la soberanía nacional», protestó Javier Tarazona, director de Fundaredes.

«Han entregado nuestro territorio para actividades ilegales», añadió Tarazona, quien desde hace años denuncia la connivencia entre militares chavistas y las guerrillas colombianas para manejar el contrabando de combustibles, alimentos y militares, además del tráfico de drogas

Iván Márquez y Hugo Chávez en el 2007
Lo más leido