Transportes para sector salud en Anzoátegui no cumplen prevención

Para inicio de la cuarentena, los trabajadores del hospital centinela de Anzoátegui, lograron conseguir la asignación de transportes, pero no se logra cumplir con las normas preventivas para la covid-19, debido a que la unidad habilitada es insuficiente para la cantidad de trabajadores.

Edisson Hernández, delegado de prevención del hospital Razetti, denunció que representa un peligro para la integridad de los doctores y enfermeros que lo utilizan.

Ahora es noticia: Cuatro mujeres de una misma familia se contagiaron de COVID-19

¿Cuántos transportes hay habilitados?

Para el personal que labora en dicho nosocomio, se habilitaron dos autobuses, los cuales tienen una capacidad de llevar a 50 personas. Es una cifra que se queda pequeña ante la nómina del hospital.

El Órgano de Dirección para Defensa Integral, prohibió la aglomeración de usuarios en el transporte, por lo que en los autobuses sólo deben ir pasajeros sentados.

Esta norma no se está llevando a cabo en las unidades activas. Debido a la falta de efectivo, escasez de gasolina y la ausencia de transporte, los empleados se ven obligados a ir «como sardina en lata».

Hernández expresó su descontento y preocupación, no solo por los que se trasladan en el transporte, también por aquellos que deben irse caminando, por no coincidir sus residencias con la ruta del bus asignado.

Ante esta situación, ¿cómo un trabajador del sector salud podrá proteger a los pacientes, si no hay condiciones para que se protejan ellos mismos?

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver