Táchira: sus diversas caras en cuarentena

Inició la octava semana de cuarentena social en Táchira y el panorama cambió en estos últimos días. Tanto los comerciantes como los habitantes del municipio Junín, decidieron salir, a pesar de las restricciones.

Desde tempranas horas del día, se observó una movilidad del 60% de los rubienses. Muchos con tapabocas. Otros si ninguna protección. Asimismo, ciertos comercios con sus santamarias abiertas: peluquerías, ferreterías, ventas de ropa, entre otros. Además de los permitidos, como las ventas de alimentos y farmacias.

Ahora es noticia: Pacientes en Táchira reciben atención médica permanente por la COVID-19

Por otro lado, está el tema del posicionamiento que va teniendo el peso colombiano en la Táchira. Prácticamente, en cualquier lugar exigen solo pesos. “Ni los billetes de 500 bolívares los quieren recibir”, expresó Jairo Sánchez, un ciudadano de a pie. Realmente de a pie. Fue bajado de una unidad de transporte público, pirata, por no tener los 30.000 bolívares para cancelar.

¿Qué sucedió con el señor de la tercera edad en Táchira?

Sánchez expresó que no le alcanzó para completar el pasaje. Por eso, se vio en la obligación de pedir cola. Añadió que lo que logró retirar en el banco, lo usó para comprar alimentos. “Hablé con el busetero porque en verdad no me alcanzó el dinero. Sino, lo hubiera pagado”.  

Sin embargo, comentó que al momento en que el ayudante pasó exigiendo el pasaje, este le dijo “si no tiene bájese. No lo puedo llevar gratis, bájese ya!”. Resignado bajo de la unidad diciendo “hablé con el busetero y dijo que sí. Total, más falta le hará a ustedes que a mí”.

Son lamentables este tipo de hechos. Sobre todo que una persona de la tercera edad sea tratado de esta manera. ¿Qué tanto cuesta hacer un simple traslado? Más en estos tiempos tan difíciles que vivimos todos los venezolanos.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver