El sur de Carabobo sufre para abastecerse de agua

En tiempos de COVID-19 el agua se ha vuelto indispensable para tomar las medidas preventivas correspondientes de higiene para evitar su propagación. Sin embargo, se ha vuelto un desafío para los carabobeños.

Habitantes de sectores de la zona sur de Carabobo están sumamente preocupados, ya que a pesar que todos están conscientes de la situación se les ha vuelto complejo seguir estas medidas al pie de la letra porque presentan problemáticas con el surtimiento del agua constantemente.

Ahora es noticia: La Clase Caracas se adapta a la cuarentena

¿Desde cuándo no disfrutan de este servicio en el Sur de Carabobo?

David Ramos, residente de la parroquia Miguel Peña, afirmó que han tenido problemas con el agua desde aproximadamente dos meses. Agregó que a veces le surten en su conjunto residencial lunes y miércoles en la noche, y de vez en cuando, los jueves o viernes en horas tardías.

Mayormente no poseen este servicio, lo que los ha obligado a tomar otras alternativas. Con cada una de estas acciones buscan guardar agua hasta que les vuelva a llegar. Sin embargo, no es mucha, porque cuando les surten, solo es por una hora. “No logramos hacer mucho en este tiempo”, detalló.

De igual manera destacó que esta problemática se ha agravado desde un tiempo para acá, pero desde hace dos años y medio se presentan irregularidades con este servicio, hasta el punto de denunciarlo públicamente y no recibir ninguna respuesta de los entes encargados.

Sur de Carabobo sin agua

¿Cómo se las arreglan en tiempos de cuarentena?

Ramos explicó que como no poseen agua la mayoría del tiempo, tienen que tomar diversas prevenciones necesarias para sobrevivir con esta situación. Aunque reconoció que desde que confirmaron casos de COVID-19 en el país, todo se ha dificultado. Principalmente porque no todas las personas que antes se prestaban a ayudarlos lo hacen ahora.

“Muchos establecimientos como llenaderos de agua o embotelladoras se han mantenido cerrados, lo que nos impide surtirnos de ella cada vez que lo necesitemos”, agregó. Destacó que distintos vecinos o personas que se encuentran alrededor de la zona poseen pozos y debido a las circunstancias estos les prestan la ayuda. 

Se han visto en la obligación de buscar distintas alternativas, pero se les ha dificultado en tiempos de cuarentena, por lo cual no han podido limpiar a profundidad sus hogares para desinféctarlos. Además no consiguen lavarse las manos o la cara cada vez que lo ameriten o realicen alguna actividad.


Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver