La venta de flores sigue siendo el sustento de muchos cumaneses

Los venezolanos han buscado la forma de subsistir apostando por los comercios informales, e innovando en la venta de sus productos. Cumaná es una de las ciudades con mayor índice de vendedores ambulantes en las diferentes zonas donde convergen grandes locales. 

Venta de flores en Cumaná
Venta de flores en Cumaná. Foto: Cortesía

El centro de la capital sucrense, conformado por la avenida Bermúdez y la calle Mariño, es un área repleta de buhoneros que ofrecen distintos servicios y artículos. Una de las opciones con más demanda es la venta de las flores, incluso hay una parcela especializada en este rubro. 

Mariannys Malavé, de 41 años, es una de las vendedoras con una larga trayectoria en el sector. Desde hace 33 años se ha encargado del negocio familiar que fundaron sus padres.

Ahora es noticia: Provea rechazó amenazas contra Estados que apoyen la renovación de la Misión de la ONU sobre Venezuela 

Comentó que el gremio ha sufrido los embates de la crisis económica que atraviesa el país, ya que cada vez se hace más cuesta arriba comercializar estos productos. 

“Las ventas han decaído demasiado. Ya casi nadie compra flores o algún tipo de arreglos. Es un mercado que está decayendo poco a poco. Aquí trabajamos todos los días, no hay descanso. Si nos dormimos, nos quedamos sin llevar algo a casa”, aseguró.

Venta de flores en Cumaná

Esta mujer es conocida como “La pelo rojo” entre sus compañeros y clientes por su particular color de cabello y forma de atender. “Tuve que ingeniármelas con algo para llamar la atención, hay que ser osados porque tenemos competencia y decidí resaltar para poder vender”, puntualizó.

Malavé aseguró que diariamente puede hacer entre 10 a 15 dólares aproximadamente. Aunque hay oportunidades en donde no se registra ni un bolívar.

Resaltó que cuando hay más movimiento son los fines de semana, porque los familiares compran flores para ir al cementerio y visitar a sus parientes fallecidos o en fechas especiales como el Día de la Madre. 

Otro de los aspectos que ha afectado a esta comunidad es el aumento de la tasa de cambio. La tarifa en las que deben vender es a Banco Central de Venezuela (BCV); sin embargo, adquieren la materia a precios del dólar paralelo. Esto ha representado una pérdida significativa en las ganancias en los últimos meses. 

Sin duda, este grupo es uno de los más vulnerados, pero, a pesar de toda la situación adversa, continúan buscando las formas para mantenerse.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver