La familia Gutiérrez, un reflejo de la crisis en Cumaná

«Nosotros vivimos donde Dios quiera». Esas fueron las primeras palabras de José Manuel Gutiérrez, quien vive en precarias condiciones junto a su familia en Cumaná, estado Sucre. 

Cumaná, estado Sucre
Foto: Cortesía

El ciudadano vivía al lado de su esposa e hijo en un edificio abandonado en la ciudad desde hace cuatro años. Hace meses, funcionarios de la Comisión Antiextorsión y Secuestro (Conas), los desalojó del lugar dejándolos a la deriva. Con ellos, también habitaban aproximadamente 50 personas; todos distribuidos en las instalaciones de la edificación en ruinas. 

Ahora es noticia: Autoridades de Trinidad y Tobago deportaron a más de 150 venezolanos

Al encontrarse en esta situación, Gutiérrez se refugió con su pareja y progenitor en una Estación Policial ubicada en la avenida Perimetral de la capital. En ese espacio, tiene una cama individual, donde duermen los tres. Además, poseen un mueble y varias cajas en las que guardan su ropa y otras pertenencias. 

Familia Gutiérrez

Para cocinar, deben acudir a la leña, un método que se ha convertido en el más común entre los cumaneses ante la falta de gas doméstico. Asimismo, para asearse lo hacen en la playa cercana o llenan envases de una tubería averiada en el sector. Por otro lado, explicó que, en ocasiones, han tenido que hervir el agua saldada para poder ingerir algún líquido. 

Más de lo que vive la familia Gutiérrez

Al cuestionarlo sobre su realidad, el hombre expresó que es algo que le ha tocado vivir y ningún ente gubernamental o asociación humanitaria los ha apoyado con una casa o alimentos. 

«Lo que más me preocupa es mi hijo», aseveró José Manuel. 

Martín Gutiérrez, de 13 años, padece una condición que sus padres no supieron explicar. A su edad, el adolescente no habla, es retraído y no tiene uso de razón. Según sus familiares, nunca ha recibido atención médica ni educación académica. 

A pesar de sus circunstancias, la familia Gutiérrez no pierde las esperanzas de tener un hogar propio y brindarle la ayuda necesaria a su hijo.

Foto: Cortesía

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver