El hierro: más que un recurso ferroso es la esperanza de sobrevivencia de cientos de jóvenes sucrenses

La compra y venta de hierro en Sucre se ha convertido en una mafia que ha desvalijado y golpeado instalaciones educativas, deportivas y hasta productivas.
Sin embargo, hay historias detrás de esta realidad que no concatenan exactamente con las ganas de acabar con los bienes públicos.

Buscar hierro para sobrevivir

Víctor Millán y Andreína Gutiérrez, son una joven pareja, ambos de 23 años. Día a día recorren las calles de Cumaná para recolectar material ferroso que les permita saciar las necesidades de alimentación para ellos y para su niño de seis años, quien también sale con ellos a diario a buscar la sobrevivencia de esta familia.
Víctor cuenta que gran parte de su corta vida se ha dedicado a esto. Limitantes como no contar con una cédula de identidad o los pocos ingresos que obtenía en otras actividades que probó antes, como la venta de bolsa en el mercado, no le permitían alcanzar los recursos mínimos para llevar un bocado de comida a su hogar.
De 5 a 8 millones diarios es lo que este núcleo familiar logra juntar luego de pasar horas caminando bajo el sol y poniendo en riesgo su libertad para poder palear la crisis humanitaria compleja que viven.
Millán aseguró, a pesar de que le ha tocado lidiar con los cuerpos de seguridad. Dijo que estos lo han amenazado hasta de muerte, no le queda otra vía de escape para sobrevivir.

Sin documentación

Ha intentado en ocasiones resolver su problema de identificación. Sin embargo, en la oficina del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) le han negado la posibilidad. Le exigen la presencia de sus padres, los cuales lo abandonaron desde muy corta edad.
Este joven le pide a Dios a diario que lo ayude para poder sustentarse. Le teme a ser aprehendido, pero además sueña con conquistar un empleo con el que pueda sustentar a su familia. Su niño de tan solo seis años es su principal motivación, aún cuando no es su hijo biológico, para él es un compromiso adquirido alimentarlo y verlo crecer por el camino del bien.
Finalmente la pareja aseguró que junto a ellos, más de 100 jóvenes diariamente salen a escarbar entre la basura y escombros para lograr paliar la crisis que se vive en el país.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver