Stephania Aragón: La historia de una carabobeña luchadora

Los tiempos de crisis son el escenario perfecto para desarrollar oportunidades de cambio y progreso, el emprendimiento en los jóvenes venezolanos es el claro ejemplo de ello. Tal es el caso de Stephania Aragón, una joven carabobeña de 23 años quien es madre de dos hijos y trabaja día a día en el negocio familiar que durante seis años le he permitido el bienestar para los suyos.

Aragón en una entrevista exclusiva para el equipo de Todos Ahora contó como ha logrado salir adelante mediante el emprendimiento de su familia, el mismo se trata de una panadería artesanal llamada “Inversiones sabor sazón y dulzura” que inició bajo el ingenio de su madre con la venta de tortas.

Ahora es noticia: Dos venezolanos fallecieron tras ser atropellados por un camión en Perú

Stephania Aragón señaló, “en vista de que la economía venezolana no nos ayudaba a subsistir, decidimos invertir en la venta de pan al mayor y otros dulces que actualmente son nuestros productos con mayor demanda”. Afirmó la joven carabobeña.

Stephania Aragon. Foto cortesía

¿Cómo se reinventa Stephania Aragón bajo la crisis económica?

Nos hemos tenido que ingeniar muchas cosas, la inestabilidad del precio del dólar nos afecta de gran manera y por ende hemos armado combos de los productos que más vendemos como el pan canilla y el pan campesino pensando siempre en el cliente y el bienestar de su economía.

También se nos hace difícil trabajar bajo las medidas tomadas frente a la COVID-19, porque es imposible lograr una venta efectiva con el horario laboral hasta las dos de la tarde».

«Nosotros que vendemos pan muchas veces nos quedan para el día siguiente y ya no sirve convirtiéndose en una pérdida para nuestro negocio. Si no trabajamos, no comemos”, señaló.

Inspiración a jóvenes

Aragón llamó a la juventud del país a seguir adelante y a esforzarse pese a la situación. “No creamos que porque está difícil todo debemos quedarnos de brazos cruzados, construyamos el país que queremos”. Además invitó también a seguir preparándose académicamente y cumplir los sueños trabajando duro “nada va a cambiar mientras sigamos siendo los mismos, actuemos distinto”.

Por otro lado, envió un mensaje a toda las madres venezolanas a que sigan luchando por sus sueños. “Los hijos no son un impedimento, más bien son un motivo para seguir luchando. Yo tengo dos y con ellos trabajo y sigo adelante para construirles el futuro que merecen”,

Seguidamente, afirmó conocer las dificultades por las que atraviesa el país. “La vida nos da herramientas aprovechémoslas, nosotras también somos parte de la construcción del futuro” finalizó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver