Sectores vulnerables de Anzoátegui entre el olvido y el abandono

Olvidados y abandonados, así se se sienten los habitantes del sector Parcelamiento de Puente Ayala, al norte del estado Anzoátegui. Según sus habitantes, las autoridades no han tomado en cuenta, desde hace tiempo, a estos sectores vulnerables.

En medio de zonas montañosas y a kilómetros después de pasar el penitenciario que lleva el mismo nombre, los habitantes de este sector deben sortearse el día a día. Entre la escasez de alimentos, inconsistencia en los servicios públicos, falta de transporte y la delincuencia.

Ahora es noticia: Militarizado el poblado Río Tocuyo del estado Lara

Hogares sin comida: sectores vulnerables

Pese a los anuncios del régimen de Nicolas Maduro y gobiernos municipales de estar abasteciendo a los ciudadanos, a través del sistema Clap, con alimentos, Rosa Hernadez nos expresó que al sector, sólo llega dos veces al año las cajas Clap.

En medio de una economía tan cambiante como la venezolana, y pasando una crisis sanitaria mundial, tanto Rosa como sus vecinos, deben buscar alternativas diferentes para poder comer o rendir los alimentos.

«Nosotros buscamos las maneras de conseguir algo más de dinero con la venta de algún producto en el hogar. Para rendir los alimentos, por ejemplo, si tenemos un huevo lo batimos fuerte para hacerlo rendir para todos en el hogar» contó la señora Rosa.

No solo rendir los alimentos es una opción, pues el joven Orlando nos contó que las bondades de la naturaleza también los han sacado de apuro. El contar con varios árboles de mango en el sector, fue de ayuda en momentos de hambre.

Casa alimentaria

En este sector se encuentra una casa alimentaria, en la que buscamos obtener declaraciones de su encargada. Ella solo quiso expresarnos que servían 250 gramos de arroz a cada niño que atendían.

Contrariamente la señora Rosa, expresó que los almuerzos constaban de «un bollito y un tipo de cremita de granos». Información que pudimos constatar, cuando un menor llegó con dicho plato.

Foto Todos Ahora. Plato de la casa alimentaria

Otros servicios

Esta comunidad también debe enfrentar la inconsistencia en los servicios básicos. Debido que pasan hasta 15 días sin agua y la electricidad fluctúa en los momentos de lluvia.

El transporte público es casi nulo. Solo una unidad pasa de manera regular, teniendo que esperar hasta dos horas o caminar kilómetros, para salir a la avenida principal.

Resguardar su integridad, es trabajo de los mismos ciudadanos. Pese a vivir cerca del principal centro penitenciario del estado, la vigilancia por parte de funcionarios policiales, es totalmente inexistente. Convirtiéndolos así, en víctimas de los amigos de lo ajeno.

https://www.instagram.com/tv/CCZ19CtBlsA/?igshid=j8wbzwb39zzp

Un llamado de ayuda

Desde el olvido, los habitante de estos sectores vulnerables llamaron a las autoridades a atenderlos, «porque más que perjudicar a los involucrados, deseamos mejorar las condiciones en las que vivimos»

«Queremos que vengan hasta acá, a constatar como vivimos, lo que padecemos. No han venido ni ha realizar las pruebas de COVID-19. Alzamos nuestra voz, porque estamos cansados que no nos tomen en cuenta», manifestó el señor Dani Hernández, habitante del sector.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver