«Su vida corre peligro»: Exigieron liberación inmediata de Rubén González

Rubén González, sindicalista venezolano y secretario general del sindicato de Ferrominera del Orinoco (SINTRAFERROMINERA), se encuentra detenido por protestar por los derechos laborales de los trabajadores en Guayana. Por esta razón, la Intersectorial de Trabajadores de Guayana exigió justicia y liberación para González.

ITG sigue luchando por la liberación de Rubén 

La ITG ha denunciado reiteradamente el deterioro y estado de salud de González, al igual que sus familiares exigen justicia y liberación inmediata del sindicalista. El sindicalista espera por la libertad y una medida humanitaria.

¨La vida de Rubén corre peligro, no se le presta asistencia médica y su salud empeora¨, expresó ITG.

El jueves 7 de mayo en horas de la noche se pudo conocer por las redes sociales una campaña de apoyo a Rubén González, con la etiqueta #LiberenARubénGonzález. Esta iniciativa fue tendencia en Twitter por dos horas. En los mensajes se apreció el contundente respaldo de los trabajadores públicos y las organizaciones que velan por los derechos humanos en Venezuela.

Rubén González

¿Por qué se encuentra detenido Rubén González?

A Rubén lo detuvieron en 2019 por dirigir una huelga que exigía el cumplimiento de la convención colectiva. Tras un largo proceso judicial que duró cinco años, se le declaró culpable por los delitos imputados y se le otorgó libertad plena. De esos cinco años, ha pasado año y medio tras las rejas.

Su encarcelamiento no disminuyó su lucha por los derechos de los trabajadores, ni mucho menos sus labores como dirigente sindical, González recibía amenazas de que sería detenido y muchas veces se le impidió realizar asambleas de sindicato dentro del agremiado.

Mientras Rubén dirigía una asamblea en la entrada de la empresa Ferrominera, un grupo de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana intentó detenerlo sin autorización el 12 de agosto del 2018, ese día sus compañeros impidieron que lo cuerpos policiales lo se llevarán detenido.

El régimen de Nicolás Maduro siguió persiguiendo al sindicalista, e incluso hasta su casa llegó la GNB y familiares denunciaron que estaba siendo víctima de una desaparición forzada, mientras funcionarios policiales acechaban su casa el 13 de agosto del 2018.

Tres meses después González asistió a una protesta de empleados públicos, donde exigieron a Maduro el respeto a las convenciones colectivas y tablas salariales.

Cuando regresó al estado Bolívar el 29 de noviembre de 2018, lo detuvieron en una alcabala por funcionarios de la DGCIM, cuando regresaba de la protesta en Caracas, sometido a un inconstitucional proceso judicial  y enviado a la cárcel de La Pica en Monagas.

Por los momentos González se encuentra injustamente detenido. La ITG sigue pidiendo a las autoridades competentes la liberación del sindicalista. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver