Renzo Prieto, víctima por segunda vez del régimen de Maduro

Hoy, luego de la noticia de su detención, muchos se preguntan ¿qué pasó con Renzo Prieto? El diputado de la Asamblea Nacional que este martes fue secuestrado por las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES- PNB).

Este hombre de melana larga, lisa y oscura; de ojos verdes, piel blanca y con un particular parecido a Jesucristo; es noticia en Venezuela por sufrir los embates de un gobierno de facto que busca desesperadamente mantenerse en el poder, según la oposición.

Ahora es noticia: ¿Qué demuestra la desaparición del diputado Renzo Prieto?

El diputad suplente por el estado Táchira, a quien sus compañeros parlamentarios describen como una persona de espíritu indomable, comenzó su trayectoria política como dirigente estudiantil en la Universidad de Los Andes (ULA), San Cristobal, estado Táchira.

En la localidad andina formó parte de las distintas protestas sucitadas en 2014, donde surgieron distintos conflictos en los que participaron figuras estudiantiles relevantes. Por esta razón, cayó en el ojo del régimen.

La humildad no le quitó lo valiente

A pesar de venir de una familia humilde, Renzo posee una riqueza que no es cuantificable, su espiritu de lucha y visión de libertad; principios que lo llevaron a seguir luchando en las protestas sucitadas en el estado Mérida y Trujillo, cuando se vio obligado a huir de San Cristóbal.

En Caracas, su último destino de refugio antes de ser apresado por primera vez, continuó participando en las distintas manifestaciones pese a no tener ni siquiera para alimentarse. Fue justamente en medio de una manifestación en la capital en donde autoridades del régimen lo identificaron, persiguieron hasta un centro comercial de Caracas y lo aprehendieron.

Cuatro años de pesadilla

Desde el momento de su detención, Renzo fue sometido a maltratos y violaciones de sus derechos humanos.

En esa ocasión, se le decretó la medida preventiva de privación de libertad. Lo imputaron por los delitos de obstrucción contra la seguridad en la vía pública en grado de complicidad. También lo señalaron de asociación para delinquir y fabricación ilícita de armas en modalidad de explosivos en grado de complicidad.

Bajo estos cargos, pasó cuatro años recluido en El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Víctima del régimen por segunda vez

Con la determinación que lo caracteriza, Renzo, acompañaba este martes la movilización convocada por Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, reprimida por funcionarios de la PNB y Guardia Nacional. Asimismo, estuvo presente en la sesión ordinaria que la Asamblea Nacional realizó en la plaza Afredo Sadel.

Culminado el evento, Renzo se dirigió a The Hotel, lugar en donde se alojaron algunos diputados. Allí, funcionarios de las FAES lo detuvieron junto a la diputada Zandra Castillo y Ángel Torres. Los últimos dos fueron puestos en libertad.

Su padre, Lucas Prieto, lamentó que su hijo se vea permeado otra vez por esta situación. Aseguró que a pesar de las arbitrariedades del régimen, él al igual que su hijo, se mantiene firme en su lucha por Venezuela.

Hoy, 11 de marzo cuando el diputado cumple 31 años de edad, no tiene razones para celebrar. Por el contrario, le tocó, por segunda vez, ser víctima de un verdugo que busca mitigar deseos de lucha y libertad, y cuyo nombre es conocido como régimen de Nicolás Maduro.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver