Rector de la Universidad Arturo Michelena: Exijo el cese del amedrentamiento a la institución

El rector de la Universidad Arturo Michelena (UAM), Carlos Herrera, le exigió al fiscal general designado por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, el cese del terrorismo judicial impuesto contra dicha institución.

Asimismo, afirmó que, desde el mes de diciembre del año 2019, las autoridades de la Universidad Arturo Michelena y miembros de la asociación civil promotora, han sido víctimas del abuso constante generado desde la Fiscalía Octava Nacional con competencia plena por una supuesta denuncia ante su despacho.

Ahora es noticia: Funcionarios del régimen solicitaron desalojo de la residencia estudiantil Livia Gouverner

“También, en cuanto a la denunciante quien ha de actuar de forma infundada y temeraria, y pretende resolver una situación de materia civil por la vía del amedrentamiento. Lo que constituye un fraude procesal en el intento de llevarlo a materia penal, en cuanto no pertenece a ella”. Citó Herrera.

Solicitud para investigación transparente a la Universidad Arturo Michelena

En el mismo sentido, en dicho comunicado se le solicitó respetuosamente a Saab que proceda con carácter de urgencia a designar a un fiscal especial. Esto para que se encargue de investigar con transparencia las irregularidades que se están presentando. Pues, siempre han estado abierto a consignar cualquier información que requiera un ente gubernamental, pero convalidan acciones que pongan en riesgo a la comunidad universitaria.

“Igualmente, hago un llamado al comisario, Douglas Rico. Un grupo de funcionarios del CICPC, específicamente de la Unidad Contra las Estafas y Fraudes han sido parte del terrorismo judicial. Dejando a plena vista el abuso de autoridad que están desplegando, acosando y amedrentando con unas citaciones para que nos traslademos a la ciudad de Caracas en plena cuarentena”. Agregó el rector de la UAM.

Ataques sin pausa

De igual manera, señaló que estos funcionarios desarrollan un ataque dirigido directamente a sus proveedores y trabajadores. Los cuales son ajenos a la presunta denuncia interpuesta con sus citaciones que no están apegadas a una investigación seria por parte de la fiscalía venezolana.

“A su vez, esta actitud no ha pausado en el transcurso de la cuarentena ordenada por el ejecutivo nacional el 13 de marzo. Esto poniendo en grave riesgo nuestra salud e integridad física. Esta semana le haremos llegar al fiscal y al comisario Douglas, un detallado que evidencia una posible simulación de hecho punible que se ha traducir en una denuncia infundada”. Añadió.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver