Pacientes renales en un laberinto por condiciones indignantes

La falta de transporte público y las dificultades para surtir gasolina ha recrudecido desde que arrancó la cuarentena colectiva para frenar la propagación de la covid-19 en la región zuliana. Esta situación esta afectando gravemente a las personas con enfermedades crónicas, la falla en los servicios ha provocado que tanto el personal especializado como los pacientes sufran para poder asistir a los centros médicos donde se aplica el tratamiento indispensable para la vida de los afectados.

José Tello, un paciente con insuficiencia renal, y fundador de la asociación de pacientes renales del estado Zulia aseguró a Todos Ahora, que las condiciones actuales son indignantes. Desde que le detectaron a principios de año una insuficiencia renal, comenzó para él una lucha de vida o muerte.

Ahora es noticia: Hospital Universitario de Maracaibo sumergido a una grave crisis humanitaria

Para conseguir un cupo para hospitalización renal y lograr ser dializado de emergencia es difícil.

Tuvo que suplicar y rogar hasta que lo atendieran atendido en el Hospital Universitario de Maracaibo. Le aseguraron que había una cama disponible en el piso nueve, pero sin condiciones óptimas, y lo más triste, sin ascensor.

El dilema del agua, luchar contra las ratas porque se comen todo, hasta los pacientes si se descuidan. Comprar bombillos para la habitación; para el baño en común; pues es solo un baño para damas, caballeros y acompañantes con suministro de agua una hora cada dos días. El precio de los insumos médicos, desde inyectadoras, guantes y solución es exuberante.

La cuarentena y problemas en los pacientes

Luego de un mes de búsqueda, comienza el proceso de conseguir un cupo fijo en alguna de las unidades de Diálisis de la ciudad, armar las carpetas con todos los exámenes requeridos y dirigirse a cada una de ellas.

Tello logró conseguir el cupo en el Hospital Universitario de Maracaibo, la alegría invadía su cuerpo, mente y alma porque cuando eres fijo se supone te dan todo lo necesario para dializarte. Y entonces comienza la inesperada cuarentena colectiva en la región.

Tello contó que, al iniciar esta cuarentena, comenzaron un sinfín de problemas. El principal es cuando se te acaba la gasolina, y no tiene más opción que comenzar a amanecer en las diferentes estaciones de servicios los días que no le corresponde ser dializado para ir a los siguientes días a diálisis.  

Aseguró que en las estaciones de servicio son tratados como animales, no tienen conciencia de lo que pasa y la urgencia de las diálisis.

La falta de transporte es otra problemática

A pesar que hay rutas implementadas por las autoridades, una de ellas llega directamente al hospital. Sin embargo, el horario es hasta las 02:00 p.m, hora en la cual empiezan las diálisis, aproximadamente hasta las 05:30 p.m.

Los pacientes no tienen más que empezar a caminar y pedir colas, llamar a un amigo porque no consiguen el autobús azul.  

«Fui tres veces a la ZODI no obtuve repuesta, tengo tres días yendo a la secretaría de salud y nadie atiende. Le escribí al Diputado Alexander «EL PECO» le pase las listas de los pacientes y nada. En las únicas oportunidades que nos han atendido es cuando hemos cerrado la circunvalación número uno y se ha apersonado el Gobernador Omar Prieto».

One response to “Pacientes renales en un laberinto por condiciones indignantes

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver