Regresaron a Nueva Esparta los 12 pescadores que naufragaron en el bote Don Rafa Junior

Entre llanto y abrazos fueron recibidos los 12 pescadores margariteños que naufragaron en el bote Don Rafa Junior, quienes aterrizaron la mañana de este 23 de septiembre en una avioneta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la base militar del Aeropuerto Santiago Mariño de Nueva Esparta.

Los rescatados caminaron por la pista de aterrizaje mientras sus familiares los esperaban deseosos de abrazarlos. La emoción al reencontrarse fue desbordante, todos lloraban de alegría, porque estos 12 marinos lograran regresar a la tierra que los vio partir un sábado 18 de septiembre a las 6 de la tarde, cuando no se imaginaban todo lo que pasaría.

Foto: Mario Guillén. Todos Ahora

Ahora es noticia: Salvados 22 náufragos del bote pesquero Don Rafa Junior

Los naufragos margariteños son: Jorge Mata, Cristian Narváez, Cruz Penoth, José Silva, Leonardo Ribas, Wilmer Lugo, Eugler Narváez, Jordan Verdú, Héctor Betancourt, Leomar Rodríguez, Luis Millán y Humberto Rodríguez.

Foto: Cortesía

En principio los margariteños se negaban a relatar la experiencia que vivieron, pero poco a poco fueron dando detalles de lo sucedido en el bote.

Relataron que todo marchaba con normalidad hasta que a las siete de la mañana del domingo 19 de septiembre se dieron cuenta de que estaba el motor en llamas, trataron de apagarlos con dos extintores que tenían a bordo, pero no dieron abasto para acabar con el fuego.

Mientras unos trataban de aplacar el incendio, otro grupo rápidamente preparó una balsa y provisiones en caso de tener que lanzarse al agua. Además otros sacaron la radio para hacer contacto con otras embarcaciones, pero nadie los copió.

A las ocho de la mañana tomaron la decisión de lanzarse al agua, su locación era a 16 millas náuticas de La Orchila.

En principio se mantuvieron unidos, pero al ver que podían divisar este lugar dos de los náufragos intentaron acercase, pero la marea los devolvió, ninguna embarcación pasó.

Los pescadores comentaron que mientras estaban en la balsa pudieron comer pollo, mortadela, salchichas y chuletas, las colocaban al sol para tratar de cocinarlas. Además, administraron el agua que les duró hasta la noche del lunes.

Aunque la comida se comenzó a dañar no la lanzaron al mar para evitar llamar a los tiburones.

Cruz Penoth, tripulante del Don Rafael Junior, relató entre lágrimas la terrible experiencia que vivieron.

«Fue de repente una explosión que no dio tiempo de nada. Recuperamos lo poco que podíamos tener, armamos una balsa y nos pusimos a flote los 23 que estábamos. Estuvimos a flote tres días», dijo.

Los pescadores comentaron que llevaban 15 mil litros de combustible, por lo que los tanques no iban llenos.

¿Qué pasó con Arquímedes Marval?

Los pescadores comentaron que este se soltó para tratar de buscar tierra y conseguir ayuda. Llevaba una camisa azul y un salvavidas. Aparentemente un avión logró divisarlo y enviar sus coordenadas, pero hasta los momentos no ha sido localizado. Sus compañeros estiman que la corriente lo arrastrara a la zona de Las Aves o Curazao.

Marval es oriundo de Araya, en Sucre, pero vive en Boca de Pozo en la Península de Macanao. El pasado martes 21 de septiembre Arquimedes Marval cumplió 43 años. La mayoría de los rescatados tiene quemaduras en la piel, por lo que se les prohibió exponerse al sol durante unos días.

El capitán Eugles Narváez fue trasladado hasta el Hospital Luis Ortega para ser tratado, ya que es diabético y tiene varias quemaduras.

Durante los tres días que estuvieron a la deriva los pescadores vieron pasar muy cerca de ellos a tiburones y los peces comenzaron a morderlos en el cuerpo.

También Jordan Verdú fue llevado al nosocomio porlamarense. Este perdió sangre a consecuencia de las mordeduras de los peces, tiene los valores bajos.

«Agradecidos con los pescadores de Los Roques y la Virgen de El Valle»

Al salir de la base aérea se fueron todos en un autobús hasta la Basílica Menor a dar gracias a la Virgen de El Valle.

Frente a la virgencita marinera no pudieron contener las lágrimas y le agradecieron por haberlos escuchado. También le pidieron por el pronto rescate de su compañero Arquímedes Marval, ya que están seguros de que sigue con vida y pronto regresará con sus familiares y compañeros.

Indicaron que de no haber sido por el apoyo de los pescadores roqueños, no hubiesen sobrevivido al naufragio. Resaltaron que varios perdieron sus motores en la búsqueda y que nadie les responderá por ellos.

También pidieron a las autoridades que el protocolo de rescate se active antes de las 72 horas, ya que es demasiado tiempo. En El Valle se encontraron con el protector Dante Rivas, quien se comprometió a ayudarlos con la documentación, ya que todos la perdieron.

Asimismo, el dirigente les donará todos los medicamentos que requieren para curar las heridas y afecciones provocadas por el naufragio.

A pesar de la terrible experiencia que vivieron los pescadores están dispuestos a regresar a la faena de mar.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver