Nueva Esparta: Jóvenes prefieren trabajar como buhoneros que desarrollarse en sus carreras

El trabajo informal se ha vuelto la solución más factible para los jóvenes en Nueva Esparta para sortear la crisis económica que existe en el país. Vender bisutería, verduras, tortas y chicha son algunas de las opciones más fiables de conseguir buen dinero y rápido.

Nueva Esparta: comercio informal

La juventud insular descubrió que ofrecer productos en un dólar o menos, es una buena forma de generar dinero rápido. Ante esto, han salido a las calles a trabajar a tiempo completo o complementarlo con sus empleos de oficina.

Ahora es noticia: Margariteños protestan en Corpoelec por constantes apagones

Trabajo informal en Venezuela

Yorgelis González junto a su esposo se situaron  desde finales de año pasado en la avenida 4 de mayo de Porlamar para vender plátanos y aliños.

Esta idea surgió luego de que su pareja trabajara para otras personas en la venta de verduras, y se diera cuenta de que ellos podían hacerlo por su cuenta y ganar más dinero.

“Vendemos plátanos y aliños para poder sobrevivir, porque ahorita un trabajo solo te da un sueldo que no alcanza para nada”.

Yorgelis relata que hay días buenos y otros no tan productivos. Invierte $ 12 en plátanos y en aliños (tomate, cebolla y perejil)  $ 10, este último lo vende bolsas con un poco de cada cosa. Mientras que los plátanos vende 7 por un dólar.

Yorgelis es optimista y asegura que los jóvenes que deciden emprender pueden llegar a vivir tranquilamente en la isla de Margarita.

En la calle hay más dinero que en una oficina

Jennifer Sánchez es una joven que en 2019 se tituló como diseñadora gráfica, pero en vez de estar diseñando frente a una computadora, está sentada al lado de una mesa llena de bisutería en la avenida 4 de mayo.

Comenta que es un trabajo que comparte con su hermana a quien apoya en sus días libres, pero también porque le gusta el trabajo con la gente, conversar e interactuar con los clientes le divierte.

Jennifer está convencida que trabajando como buhonera en esta popular avenida margariteña le genera más ganancias que en una oficina como diseñadora.

“Aquí me puedo ganar mensualmente $ 50. Mientras que como diseñadora va a depender de la demanda del cliente y si le gusta o no lo que se diseña. Aquí tengo una entrada y es segura”.

Nueva Esparta, comerciantes informales

Un dulce que resuelve

María Millán es administradora de empresas, pero descubrió que vendiendo tortas a los pescadores a un dólar gana mucho más dinero que en su trabajo.

“Un día caminaba por la playa y me di cuento que los pescadores tenían muchos billetes de un dólar. Entonces pensé que podía venderles que ellos quisieran comprar. Decidí hacer una torta de chocolate bastante sencilla y económica. Me fui al mediodía y vendí cada porción en un dólar, eso se vendió todo”.

Ya tengo varios meses vendiendo tortas dos o tres veces a la semana, y podría vender más, pero no tengo tiempo con el trabajo en la oficina.

“Es lamentable ver como mi carrera no me da dinero para sobrevivir y hacer una torta me da más dinero que mi sueldo mensual”.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver