La sequía en La Restinga agobia a los habitantes de esta comunidad

La sequía en La Restinga, en la isla de Margarita, es uno de los muchos problemas que enfrentan los habitantes de esta zona turística. Más allá de los hermosos paseos por los manglares, la fantástica playa y las delicias realizadas a base de especies marinas, existe una población que padece y sufre.

Foto: NTA

La cada vez más mermada población de La Restinga tiene más sed que un personaje de Mad Max. Los ciclos de agua suelen demorarse hasta dos meses y cuando llega es muy poca la presión, por lo que hacen malabares para almacenar.

Es por esta sequía en La Restinga que los vecinos de esta comunidad acuden a un acueducto que se llena de agua de mar para solventar los quehaceres. Ubicada en la parte trasera de las viviendas, los residentes de este poblado salen y con un balde amarrado a un mecate sacan el agua.

Sequía en La Restinga. Foto: NTA

Seguía en La Restinga

«Nosotros pasamos muchas calamidades. Todo es complicado para La Restinga, la llegada de alimentos, energía eléctrica y especialmente el agua. La sequía en La Restinga es muy fuerte, si no fuera por la playa estaríamos petrificados», comentó María Narváez, residente de la zona.

El agua salada que sacan la utilizan para lavar platos, limpiar el hogar y darle bomba a la poceta.

Aunque en los últimos meses el turismo internacional comenzó a llegar a La Restinga, este no deja nada a la comunidad.

«Los turistas hacen el paseo en los botes, cuando mucho llegan al muelle, miran la artesanía, pero nada más. Nosotros los vemos de lejitos, muy pocos se bañan en la playa, esta es una tremenda playa. Pero como los prestadores de servicio somos del pueblo, y no enchufados, pues, no los traen a dejar unos dolitas por acá», dijo Narváez.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer