En El Cercado es un viacrucis esperar transporte y el alumbrado público brilla por su ausencia

Las fallas en el transporte público se repiten en todos los sectores de la isla de Margarita, pero en El Cercado, municipio Gómez, funcionan solo carritos y a los habitantes se les hace más complicado salir hasta Santa Ana que es la zona más cercana, para ir a comprar alimentos y hacer sus otros tipos de diligencias.

El Cercado
Fallas de transporte en El Cercado. Foto: Cortesía

Los vecinos de la calle San Miguel en El Cercado comentaron que son contados los vehículos que están operativos en la ruta de transporte. Para esta comunidad no funcionan autobuses privados y mucho menos Bus Margarita.

Dionisia Amundaray cuenta que “hay una línea formada, pero que no cumple como tal y cobra 2 bolívares de aquí hasta Santa Ana y eso es fatal. La mayoría de la gente nos vamos caminando”.

Ahora es noticia: Caracas estará sin agua por 48 horas

Falta de transporte

Relata que en oportunidades no les queda otra opción que devolverse hasta sus hogares porque se cansan de esperar transporte y las piernas no les dan para irse y regresarse caminando a sus destinos, “eso lo pueden hacer los más jovencitos, pero uno ya está adulto y le cuesta más caminar esas distancias todo el tiempo”.

Miguel Patiño, otro de los habitantes de la calle San Miguel, da seguridad de que la comunidad “es un solo desastre, por aquí no hay nada, los servicios no funcionan y menos el transporte público”.

Patiño ya no cree en los políticos que llegan ofreciéndoles “mejoras” y que al final “no nos cumplen”. Dice que si de verdad quisieran hacer algo por el pueblo ya hubiesen buscado solución a tantos problemas que tiene el sector, empezando con el transporte.

“Dígame si a alguien se le presenta una emergencia, cómo sale de aquí, si uno se cansa esperando un carrito”, agregó.

Algunos de los vecinos atribuyen la falla del servicio del transporte a la situación de la gasolina y el alto costo de los repuestos para reparar los vehículos que dejaron de funcionar en la ruta.

¿Cómo solventan la necesidad del agua?

El que no tiene para pagar una cisterna de agua le toca es carretear agua para medio bañarse y hacer los quehaceres del hogar.

Ángel Velásquez, habitante de la comunidad, manifestó que el problema de agua es otra de las preocupaciones que tienen. Cada dos meses es que ven llegar una gota de agua por la tubería.

“Aquí uno se la ve feo con el agua, aquí uno tiene que estar es cargando agua de otras parte y ver quién le da a uno un poquito de agua porque el que tiene no va a estar dando las gotas de agua que le quedan en su casa”, expresó.

¿Mucha delincuencia en la zona?

Muchos postes y solo funciona un bombillo. En la calle San Miguel no se distinguen los rostros de las personas que caminan por la zona cuando cae la noche. Los vecinos sienten temor porque han ocurrido varios casos de robo y “nadie ve nada, las autoridades no hacen nada”.

La situación económica tampoco les permite a los vecinos comprar bombillos para ponerlos en los postes y que al final los delincuentes terminen rompiéndolos a fuerza de piedras.

El Cercado

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver