Madres han llevado al triunfo a sus hijos con Sindrome de Down

Pese a que para algunas puede ser una «condena» el que su hijo venga al mundo con síndrome de down, cuando se tiene la crianza adecuada se puede llegar al triunfo.

Atletas con síndrome de down
Madres han llevado a sus hijos al triunfo llevándolos y motivándolos a practicar un deporte.

Rosalyn Padro y Doris Colmenares, son dos madres larenses con hijos con sindrome de down, que aseguran que solo se debe tener amor, para que sean exitosos.

Doris Colmenares, madre de Elvis Rivero, cuenta que cuando dio a luz en 1.982   no había mucha información sobre el síndrome y la educación especial,  por  lo que pasó un proceso difícil  en su aceptación.

«Pase lo que todas las madres con hijo con sidrome de down pasamos, que es el dolor, sanación y aceptación«,  dice.

El deporte lo convirtió en un atleta de talla mundial

Detalla que tras aceptar  la discapacidad intelectual de su hijo y aprender sobre ella,  lo fue guiando por las diferentes escuelas de educación especial hasta llevarlo a practicar un deporte.

Pero lo que Doris, no se imaginaba es que ese amor con el que llevaba a su pequeño a las prácticas de natación les traerían muchas recompensas.

Y es que Elvis comenzó a destacarse en el  deporte, tanto así que fue seleccionado para participar en campeonatos nacionales, hasta llegar al mundial.

«Poco a poco fue avanzando, en los nacionales les hicieron unas pruebas de rendimiento y quedó seleccionado para el mundial en Irlanda del  Norte», dice.

Elvis, no solo ha participado en un mundial paralímpico, sino en  4, los cuales se realizaron en Portugal, Italia y Taiwan.

Aunque la situación del país,  no le permitió asistir a otros campeonatos, la madre muestra mucho orgullo por su hijo, actualmente practica karate.

«En karate es un excelente atleta, ha viajado a España y es cinturón negro», señala.

Atleta con sindrome de down
Elvis Rivero además de ser un atleta en natación, también practica karate.

Su primera hija nació con Sindrome de Down y había decidido no tener más hijos

Rosarlyn Padro, cuenta que tras el nacimiento de su pequeña con discapacidad intelectual, la aceptó. Sin embargo; había decidido no tener más hijos.

«Había tomado la decisión de no tener más hijos,  pero Dios me dijo, ‘no rosa, sigue adelante’ y por ello tuve dos niñas más, una de 6 y una de 11», dice.

La madre cuenta que tras la aceptación la crianza con amor se hace de manera sencilla y alegre, porque las personas con el síndrome ven el «mundo de colores»

«Las personas que tenemos a unos niños con síndrome de down tenemos una bendición, porque ese cromosoma de más, es solo un cromosoma de amor», afirma.

La hija de Rosarlyn, tiene 13 años y practica karate desde hace 4 años, actualmente espera el cambio de cinturón de naranja a verde. También ha ganado algunas medallas en campeonatos.

Atleta con sindrome  de down
Diana Daza, ha ganado varias medallas en competencias.

No todos son iguales

Aunque los rasgos de las personas que tienen síndrome de down sean similares, todos tienen una personalidad distinta según su crianza.

«No podemos que decir que todos son enamorados  o son traviesos, eso parte de la crianza y de enseñarles con amor que pueden hacer y que no», dijo Doris Colmenares.

 

 

Así luce la primera Barbie con Síndrome de Down

 

 

 

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer