Jóvenes larenses viven del comercio informal en el centro de Barquisimeto 

Con la intención de tener un negocio propio, los jóvenes que hacen vida en la ciudad de Barquisimeto han dejado a un lado sus empleos y se han dedicado a emprender en alguna actividad de manera informal, para seguir adelante. Entre los puestos que son comunes observar en el centro de la capital larense, se encuentran las ventas de comida rápida, ropa, técnicos dentales y la reparación de teléfonos.

Jóvenes en Lara
Foto: Cortesía

En las adyacencias del centro comercial Cosmo, se reúnen decenas de jóvenes diariamente para trabajar ofreciendo el servicio técnico de teléfonos móviles, tal es el caso de Slider Rodríguez,  quien tiene 22 años de edad y desde hace seis años se dedica a dicha labor.

Ahora es noticia: Alertan de presencia de cocodrilos en Higuerote y Río Chico

Para Slider Rodríguez, reparar celulares es una ocupación que le sirve y le gusta. “Soy independiente, se trata de un oficio fácil y que deja buenas ganancias”, comentó Rodríguez, quien aseguró que, con ello mantiene a su esposa, suegra y dos hijos. 

En cuanto a la restricción de los horarios de movilidad por la pandemia del coronavirus, para este modelo de negocios resulta complicado, pues Rodríguez dijo que, los últimos meses han sido difíciles porque solo laboran medio día y eso no es tan rentable. “Creo que la gente opta por estos servicios porque en la calle pueden ver directamente lo que le hacen a sus equipos” precisó. 

Jóvenes en Lara
Foto: Cortesía

Jóvenes en Lara encuentran una oportunidad en el comercio informal

Por su parte, Carlos Gallardo quien también brinda servicio técnico en el lugar, considera que trabajar en ello tiene sus altas y bajas; sin embargo gana más que en un empleo formal debido a que en un día puede producir lo que cobraría  en un mes en cualquier otro trabajo. 

“Tengo cinco años trabajando aquí, ha sido rentable porque no pago alquiler y cuento con mis propios equipos. Creo que la gente viene porque es más económico que en las tiendas”, dijo Gallardo.  

Cada vez más, los bajos salarios y la paralización de las universidades obligan a la juventud a emplear su tiempo en cualquier tipo de oficio.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver