Zulia: Niño cae en pozo de petróleo en Jesús Enrique Lossada

Los habitantes del sector Sur de La Paz, asentada en el municipio Jesús Enrique Lossada, se llevaron el susto de sus vidas luego que un niño de 4 años de edad, cayera en un pozo de petróleo, quedando totalmente cubierto de crudo. 

Pozo de petróleo. Foto: Cortesía

Según la información suministrada por los propios habitantes de la mencionada barriada zuliana, el hecho ocurrió cuando el pequeño estaba pastoreando unas vacas.

Ahora es noticia: Estudiantes larenses exigieron un plan de vacunación masiva

El niño en medio de la distracción no se percató que el pozo de al menos metro y medio estaba abierto y cayó. Afortunadamente, personas que lograron percatarse de lo ocurrido lograron salvarlo sacándolo del pozo.

Al pequeño lo llevaron al ambulatorio La Paz. En el centro de salud le prestaron los primeros auxilios para evitar afectaciones en la salud por el contacto con el crudo. 

Niño en pozo de Zulia

Pozos en todo el Zulia

Los pozos descubiertos y sin protección se encuentran en los municipios petroleros del estado Zulia como Cabimas, Lagunillas, Simón Bolívar, Valmore Rodríguez de la Costa Oriental del lago y Jesús Enrique Lossada en la parte occidental de la región. 

El abandono y desinversión de Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha permitido que cualquier persona tenga contacto con los pozos y taladros de la industria que están sin funcionamiento. En estos municipios los más afectados son los niños quienes juegan sin ningún tipo de supervisión en los alrededores de estas estructuras petroleras. 

Enfermedades por contacto con petróleo  

El contacto de los niños con los residuos de petróleo que hay esparcido en los pozos y taladros abandonados han generado enfermedades respiratorias y en la piel porque los padres al ver las manchas de crudo, apelan a la gasolina o gasoil para quitarle las manchas a los menores de  su cuerpo.  

Los habitantes de los caseríos cercanos a los pozos y taladros de PDVSA exigen a la estatal petrolera que supervisen la zona. Además que coloquen aunque sea un cercado para evitar que los niños sigan ingresando a estas áreas o para evitar algún accidente que lamentar. 

Por: Edwin Prieto 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver