Sujeto intentó quemar a sus hijos en las puertas de la Basílica de Chiquinquirá

Durante la mañana de este jueves un sujeto identificado como Johendry Chacín de 36 años de edad, intentó prenderse fuego junto a sus hijos en el frontis de la Basílica de San Juan de Dios y Chiquinquirá en Maracaibo.

Referencial / Cortesía
Basílica de San Juan de Dios y Chiquinquirá en Maracaibo

Chacín llegó a la plazoleta de la Basílica en una motocicleta junto a sus menores de 6 y 3 años respectivamente. Se bajaron y caminaron hasta las puertas del santuario. Abrió su bolso, sacó gasolina en una botella de refresco de dos litros y comenzó a rociarse él y a sus dos niños, con la intención de prenderse fuego.

Ahora es noticia: Carabobo: distorsión de precios en los municipios de la entidad

Según algunos testigos del hecho, mientras bañaba a sus hijos con el combustible, Johendry Chacín solicitaba la presencia del párroco de la Basílica. Escupió, gritó y golpeó con sus manos y pies las puertas del templo mientras sus niños miraban aterrados lo que estaba sucediendo.

En pocos minutos se acercaron los efectivos de la Guardia del Pueblo, encargados de custodiar la Basílica de la Chinita y un grupo pequeño de funcionarios de la Policía Municipal de Maracaibo. Esto, a fin de evitar una desgracia si Chacín lograba su objetivo.

Otro grupo de personas en apoyo a los uniformados, poco a poco lograron acercarse al sujeto hasta arrebatarle a los pequeños de 6 y 3 años de sus manos. En vista de que la situación se le complicó para prenderse fuego, Chacín de 36 años, sacó de un bolso excremento y comenzó a colocarlo en su cuerpo para evitar ser detenido.

Las personas presentes lograron neutralizar a Johendry Chacín. Lo amarraron y lo mantuvieron sentado por largo rato cerca de la puerta principal de la Basílica. Esto, mientras llegaba la unidad que lo trasladaría hasta un centro psiquiátrico.

Más de lo ocurrido frente a la Basílica Chiquinquirá

Según el papá -quien no quiso identificarse- Johendry Chacín, tiene problemas psiquiátricos desde hace varios meses y amenazó con quemar a sus hijos en reiteradas oportunidades, pero nunca le creyeron. Hasta el día de hoy que por poco comete esta desgracia y a las puertas del templo más importante del estado Zulia.

Este hecho generó alarma entre las personas que hacen vida en las inmediaciones de la Basílica de San Juan de Dios y Chiquinquirá de Maracaibo. Quienes afirmaron que a pesar de que están en pleno centro de la ciudad, nunca habían presenciado una situación como esta.

Por: Edwin Prieto

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver