Pacientes renales sufren un viacrucis por gasolina

Mientras sectores piden la vacunación masiva anticovid-19,  otros rechazan el ensayo de la candidata a vacuna cubana en Venezuela y mientras muchos otros se enfocan en las venideras elecciones, los pacientes con distintas patologías en el estado Zulia, sufren por la falta de tratamiento o la dificultad de ir a un centro asistencial para tratar su condición.

Pacientes renales

Tal es el caso de los enfermos renales que deben acudir al Hospital Universitario de Maracaibo para realizarse sus diálisis y quienes tienen más de 25 días sin recibir un litro de combustible para ir a tratamiento, a pesar de que el propio Omar Prieto, gobernador de la entidad ha asegurado que se les está garantizando la gasolina.

Ahora es noticia: Botes de aguas negras impide acceso a hogares en Los Guayos

“Nos tocaba el jueves pasado, entonces dijeron: que no porque no llegó combustible. El sábado indicaron que echarían a otra unidad, te estoy hablando del Universitario que es donde nosotros estamos. Hoy nos tocaba, pero nos mandaron a esperar”, indicó Julia Uzcátegui, familiar de uno de los pacientes renales de Maracaibo.

Señaló que una vez en la estación de servicio solo reciben entre 25 y 30 litros de gasolina que para algunos puede ser suficiente, pero para otros no, ya que de los, aproximadamente 30 pacientes que allí se dializan algunos son de municipios vecinos como Mara, San Francisco e incluso Jesús Enrique Lossada. 

Esta situación se registra en la región poco después de que Omar Prieto, ordenó un nuevo plan para surtir gasolina a pacientes de diálisis de la región.

“Vamos a asumir nosotros esta estación de servicio o la que tengamos para surtir a los hermanos que necesitan hacerse la diálisis”, aseguró en esa oportunidad a través de su programa de radio y televisión donde recibió una denuncia por irregularidades en una gasolinera de la ciudad.

Viacrucis en Zulia

Pero el problema no acaba cuando los enfermos renales llegan al hospital. Al llegar al sitio deben lidiar con otros dos inconvenientes que debido a su condición resulta perjudicial.

El primero está en la falta ascensores. Solo está disponible uno que es el de los pacientes de COVID-19. La alternativa es subir seis pisos o cuatro a pie.

La segunda dificultad es que una vez dentro de la Unidad de Diálisis deben lidiar con el calor, pues el aire acondicionado está dañado desde hace más de un mes.

“Ya tenemos más de un mes y no han hecho absolutamente nada. Los jefes de servicios se lo reportan a mantenimiento, pero fueron, miraron y quedaron en lo mismo”, denunció la familiar, quien agregó que algunos pacientes se desvanecen por la tensión arterial.

Pacientes de todo el Zulia sufren por falta de gasolina

No solo los pacientes renales que habitan en Maracaibo y que acuden al Hospital Universitario padecen por la falta de combustible, quienes viven en localidades como Machiques, Rosario de Perijá,  Colón, Jesús Enrique Lossada  y Cabimas, han protestado en distintas oportunidades exigiendo les garanticen gasolina para poder trasladarse a los centros hospitalarios y realizarse el tratamiento que necesitan para poder sobrevivir.

“Estamos prácticamente implorándole a Dios y al gobernador del Zulia como si el fuera Dios también para que nos garanticen la gasolina que necesitamos para poder movilizarnos, en qué país se ha visto que los ciudadanos deben pedir que les vendan algo? En Cuba y aquí, no les importa la vida de los venezolanos, tampoco la salud de los enfermos, ah, pero me atrevo a jurar que ellos no padecen por un medicamento o por un litrico de gasolina», afirmó José Useche paciente renal.

En Cabimas, Machiques de Perijá y en Maracaibo, los pacientes renales han protestado exigiendo condiciones y gasolina para poder trasladarse hasta los hospitales o centros de diálisis para poder tratarse.

Sin agua

Parece que hacerse un tratamiento de diálisis en el estado Zulia es una cuestión de suerte. Cuando no es la gasolina es por falta de electricidad o agua potable.

La falta de agua impide la realización de los tratamientos de purificación de la sangre en el Hospital Universitario de Maracaibo, en el Centro de Diálisis de Occidente ubicado en la capital del estado y en el de Cabimas en la Costa Oriental del Lago.

En el caso del Centro de Diálisis de Occidente, los propios pacientes renales deben comprar el agua potable a los de camiones cisternas para poder dializarse, lo que incrementa aún más los gastos que se le suman a la compra de gasolina con sobreprecios en dólares y los taxis para otros.

Los pacientes renales y sus familiares afirman estar cansados de las “burlas y engaños» del gobernador Omar Prieto por lo que exigen medidas óptimas en el suministro de gasolina no solo para las personas que padecen de esta patología sino también,  para aquellas que padecen de cáncer u otras enfermedades.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver